PUERTO MADRYN (ADNSUR) -   Nicolas Javier Cherruzo tenía 40 años y el jueves a la noche protagonizó en Puerto Madryn una sucesión de hechos sangrientos:  primero, atacó a balazos la casa de su ex y la hirió en una pierna y luego se enfrentó con la policía que habían salido a buscarlo para detenerlo.

En esa balacera el oficial principal Manquin recibió un tiro que le fracturó el antebrazo derecho y Cherruzo dos disparos, uno de los cuales lo hirió gravemente en el cuello y murió. El hecho se registró antes de las 22,30 en las inmediaciones de las calles Periodistas Patagónicos y Alem, en la zona norte de Madryn. 

El hombre había tenido en los últimos días un altercado bastante violento con su ex pareja, a punto tal que desde la Justicia le habían dictado la prohibición de acercamiento. Eso al parecer lo enfureció y en la noche del jueves desobedeciendo la orden judicial fue a atacarle a balazos el domicilio, hiriendo a la mujer en una pierna. 

El jefe de Policía Miguel Gómez,  informó a Radio 3 que Cherruzo estaba armado con un revolver calibre 38 con el que atacó a tiros la vivienda de su ex, la baleó a ella y después se enfrentó con la policía, y afirmó que el personal actuó según el protocolo de Nación al que recientemente adhirió la provincia.

Por último, manifestó que hubo testigos del enfrentamiento, “de la agresión ilegítima que sufrió el personal policial al querer detenerlo” y señaló que se secuestraron las armas de los efectivos policiales para saber a ciencia cierta de cuál de las dos salió el disparo que inmovilizó al sujeto”.