LAGO PUELO (ADNSUR) - El arribo del presidente Alberto Fernández a Chubut se vio opacado en la mañana de este sábado por un grupo de antimineros, que forzaron con la policía y provocaron destrozos en la camioneta que trasladaba al mandatario, a la primera dama y a ministros nacionales para recorrer la zona afectada por los incendios en la cordillera. Tras los incidentes, el Presidente se encargó de dejar en claro que el tema minero no le corresponde sino que debe resolverlo la provincia". 

El primer mandatario fue recibido por un grupo de manifestantes que rechazan los emprendimientos mineros en la provincia, quienes se dirigieron al exterior del salón donde el Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat firmó un convenio para la adquisición de 364 viviendas transitorias de construcción liviana.

Según detalla EQSNotas, allí hubo además un cruce entre miembros de la UOCRA y los manifestantes, viviéndose momentos de tensión. 

El vehículo que trasladaba a la comitiva presidencial fue apedreado y sufrió serios daños en los cristales.

LA NACION on Twitter

En ese contexto, por cuestiones de seguridad, se decidió suspender la conferencia de prensa y el resto de las actividades que el Presidente de la Nación, Alberto Fernández, tenía previsto realizar en la localidad.

Tras los incidentes, el ministro de Vivienda, Jorge Ferraresi, expresó: "Creo que lo más importante es que hemos venido a ponernos a disposición del Gobierno provincial y los intendentes de la región; firmamos convenios de recursos para resolver algo tan complejo como es esto del incendio".

"Hay una situación en la provincia con respecto a la minería, y hay grupos pequeños que no están a favor. En función de lo que vino a resolver el presidente es un tema menor; no hay que darle importancia", consideró el funcionario. 

Lugo, el Presidente partió hacia la localidad de El Bolsón, donde volvió a subir al helicóptero para regresar finalmente hacia Capital Federal.