En un confuso episodio, la policía de Santa Cruz investiga la muerte de un tucumano que vivía en la capital provincial desde hace unos meses, ocurrida en las puertas de un bar en la madrugada del sábado.

Se investiga si el hombre, identificado como Matías Medina, de 32 años, fue asesinado tras una discusión por una mujer en un tradicional bar de esa ciudad o en medio de un intento de robo.

El deceso se produjo en la guardia del hospital Regional.

Poco después, la policía detuvo a un hombre, el principal sospechoso del caso, cuando salía de su casa junto a un abogado.

El caso se produjo en las puertas del bar "Burbujas", ubicado en Santa Fe al 1500.

Según informó La Opinión Austral, "Matías Medina había comenzado a militar en el espacio político SER, y cuando lo encontraron malherido en la calle tenía puesto un tapaboca de esa agrupación".

La principal hipótesis de los investigadores es que todo el incidente comenzó en medio del bar, cuando Medina se encontraba con un grupo de amigos. Allí habría discutido con un hombre conocido como "El japo", aparentemente por una moza del lugar.

En esas circunstancias, la discusión habría subido de tono y se produjo la agresión con un cuchillo, que luego le provocó la muerte.

Sin embargo, la otra versión, acercada por el abogado del detenido como supuesto responsable es muy distinta. 

Menciona que "El japo" invitó una ronda dentro del bar y había alardeado que tenía dinero. Ante esto, habría sido abordado con fines de robo de unos 17 mil pesos y en esas circunstancias se produjo la pelea que terminó con la muerte.

De todas formas, al realizar un allanamiento, la policía encontró en la casa del detenido ropas con sangre y un cuchillo, que se investigará si podría haber sido el usado en el hecho.