RÍO GRANDE (ADNSUR) - La policía de Tierra del Fuego detuvo a cinco personas sospechadas de participar del asesinato de Gladys Moledo (53) ocurrido en su vivienda ubicada en la calle Monte Independencia 113 de Río Grande.

Hasta el momento se conoció que una de las sospechadas es Oriana González, de 18 años, hijastra de la víctima. Además detuvieron a un matrimonio y a su hijo de 17 años; y a un hombre que hace unos días llegó de Chubut.

El crimen ocurrió en la mañana del martes, cuando Víctor González regresaba a su casa luego de trabajar y se encontró con el cadáver de su mujer ensangrentado. Cerca estaba su nieto de apenas dos años llorando, y a las pocas horas fue detenida la joven de 18 años.

Moledo había dejado de trabajar hacía un tiempo y se dedicaba a cuidar de su nieto, ya que la madre Oriana tiene problemas de adicción. Inclusive, hacía 8 meses había nacido su segundo hijo, que había entregado a un matrimonio y eso habría sido uno de los motivos de las constantes disputas y diferencias entre ambas, indicaron medios fueguinos.

Con el correr del día se pudo saber que en un rastrillaje la Policía encontró dos teléfonos celulares que luego de las pericias se pudieron encontrar mensajes muy importantes que ayudaron a ampliar la investigación. Las sospechas principales apuntarían a los dos hombres y al joven de 17 años, quienes habrían ingresado a la casa para matar a Gladys.