Esta madrugada, la localidad bonaerense de Rafael Castillo (partido de La Matanza) despertó con un doble crimen con tintes casi mafiosos: un grupo de hombres encapuchados ingresó a una vivienda y mató un hombre y su hijo de 10 años. También hirieron a dos mujeres. Antes de abandonar la sangrienta escena, los asesinos se tomaron “selfies” con los cuerpos de las víctimas.

Según el parte policial todo ocurrió en una vivienda situada en las calles Ñorquin y Río Cuarto y las víctimas fueron: Armando del Valle Vázquez, de 37 años y su hijo Isaías de 10. Además, resultaron con heridas de bala, Graciela Chamorro, de 29 años y pareja de Valle Vázquez y Ricarda Chamorro, de 19.

La primera reconstrucción del hecho indica que la familia estaba en la vivienda cuando un grupo de hombres encapuchados rompió la puerta a patadas y, al grito de “policías”, ingresó a la casa en busca de Chamorro que se encontraba en una habitación junto a su hijo.

Allí mataron al hombre de un disparo en la cabeza y luego también dispararon contra el menor en la zona del torax. Ambos cuerpos fueron encontrados sobre un colchón ensangrentado.

En tanto, las dos mujeres heridas: una recibió disparos en un brazo y en una de las axilas; la otra, a la altura de las costillas y la pierna izquierda.

La causa quedó a cargo del fiscal Federico Medone, titular de la Unidad Fiscal para la Investigación (UFI) de Homicidios de La Matanza y fue caratulada como “Doble homicidio y lesiones”.

Con información de La Nación

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!