Una anciana de 90 años fue asesinada a golpes y de un tijeretazo en la nuca durante un homicidio en ocasión de robo en su casa de la localidad bonaerense de El Talar, en el partido de Tigre, y por el crimen fueron detenidos dos hermanos de 20 y 22 años que era vecinos y conocidos de la víctima, informaron fuentes policiales.

El hecho se descubrió el domingo alrededor de 13 en una casa de la calle Gelly y Obes 2890 de esa localidad del norte del conurbano, donde fue hallado el cadáver de Ángela Nuccio (90).

La víctima fue encontrada tendida boca abajo en el piso de un baño, con golpes en la cabeza, pero además, con una lesión punzante en la nuca que, de acuerdo a las fuentes, era compatible con que allí le hubieran clavado una tijera.

El o los asesinos, además, habían robado dinero y varios elementos de valor de la vivienda, cuyos ambientes fueron hallados completamente desordenados.

Efectivos de la comisaría 5ta. de El Talar, de la Estación de Policía Departamental de Seguridad Tigre y de la Subdelegación Departamental de investigaciones (Sub DDI) de la zona, comenzaron a trabajar el caso bajo las órdenes del fiscal Santiago Jaimes Munilla, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de El Talar, con jurisdicción en la zona.

Tras una serie de tareas de campo y del análisis de las cámaras de seguridad del Centro de Operaciones Tigre (COT), los investigadores identificaron a dos sospechosos que habían sido vistos ingresar a su casa con dos televisores como los que habían robado en la vivienda de la víctima.

“Son hermanos de distinto padre, viven a 20 metros y conocían a la anciana de toda la vida”, dijo a Télam un jefe policial que trabaja en la causa.

El fiscal Jaimes Munilla ordenó realizar un allanamiento de urgencia en el domicilio de los sospechosos, identificados por la Policía como Santiago Juan Díaz (20) y Agustín Enrique Núñez (22), quienes quedaron aprehendidos cuando los pesquisas descubrieron varios elementos que los incriminaban.

Por un lado, se secuestraron los dos televisores, unos 12.600 pesos que se cree le robaron a la anciana y además el teléfono celular de la víctima.

Según las fuentes, dentro de un bolso la Policía encontró dos revólveres calibre 32, uno de ellos con aparentes manchas de sangre en el caño.

“La mujer fue golpeada con un elemento contundente y no descartamos que haya sido con esa arma de fuego”, comentó a Télam la fuente consultada.

Además, uno de los imputados tenía su campera con presuntas manchas hemáticas y heridas cortantes en su mano izquierda.