BUENOS AIRES - Hoy por la madrugada, la DDI de San Isidro de la Policía Bonaerense y la PFA allanaron el departamento en la avenida Olazábal de Maximiliano Trimarchi, hermano de Andrea Trimarchi, última contadora de Maradona vinculada a Matías Morla.

“El motivo de la diligencia obedeció a que se ha constatado la presencia del nombrado en el Lote 45 del Barrio San Andrés al momento del hecho materia de investigación, circunstancia ésta que no fue puesta en conocimiento de las autoridades competentes. La importancia del secuestro de dicho elemento radica en que podría resguardar en ese dispositivo información valiosa vinculada al suceso”, aseguraron fuentes del caso a Infobae.

Es decir, estaba en el country al momento de la muerte de Diego, algo que el entorno final del ídolo no declaró.

Entre sus funciones, Maximiliano, registrado en los rubros propios de un empresario de la AFIP, oficiaba como chofer: llevaba, según fuentes judiciales, a la psiquiatra Agustina Cosachov.

Se secuestró su iPhone y un pendrive que serán peritados. En el operativo estuvo presente personal de el equipo de fiscales de San Isidro que investiga el caso bajo la firma del juez Orlando Díaz, con Laura Capra, John Broyad, Patricio Ferrari y Cosme Iribarren.

Andrea Verónica Trimarchi, que posó en varias fotos con Maradona y Morla y fue anunciada como su contadora por el ídolo en redes sociales, se convirtió en octubre pasado en empleada de Sattvica SA, la firma conformada por el abogado Morla y su cuñado Maximiliano Pomargo que controla las marcas vinculadas a la imagen de Diego, como “El Diego”, “Diego Maradona”, “El 10″ o “La Mano de Dios”.

De acuerdo al Boletín Oficial de la Provincia de Buenos Aires, Morla constituyó en junio de 2015 a Sattvica, una palabra en sánscrito para aludir, básicamente, a un ser vivo. Morla fue su presidente, con su domicilio en Puerto Madero. Los registros datan al menos de marzo de 2013: los ingresos en el INPI se extienden hasta 2018. No hay co-titulares, el nombre de Diego no aparece en las planillas del INPI, solo Sattvica SA.

Así, Morla y Pomargo se convirtieron en los titulares de los nombres y todas las variantes del nombre más prestigioso y convocante de la historia del fútbol y uno de los nombres clave de la historia del deporte global, cuya capacidad de licencia y merchandising es casi infinita, con una historia que incluye artículos deportivos, raspaditas de juegos de azar, indumentaria y videojuegos.