La abogada resaltó que "hay un antecedente de que (el buque) fue seguido por un submarino de otra nacionalidad durante un día y medio”.

ARA San Juan: Familiares de tripulantes no descartan ataque externo al submarino

COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR/Escuchá el audio) – La abogada representante de las familias de los tripulantes del ARA San Juan, Sonia Kreischer, informó en Actualidad 2.0 que se están llevando a cabo audiencias en torno a la búsqueda de responsables por la desaparición del submarino. Reconoció que uno de los marinos al declarar “se contradecía por estar nervioso” y planteó que “se sienten intimidados” por la relación jerárquica de la Fuerza. Además, dijo que "se sigue investigando la posibilidad de un ataque, aunque desde la Armada se diga que no" y se insista en la hipótesis de la implosión.

Luego de que un marino planteó que sufrió aprietes por su declaración en torno al contacto con el submarino luego de la presunta implosión, la abogada explicó que “primero declaró el suboficial Espínola, y la jueza (federal de Caleta Olivia, Marta) Yañez tomó ciertas medidas como pedir libros para esperar la declaración. No sería apriete pero existe en la Armada una relación jerárquica y en este caso se sienten intimidados”.

“Él ratifica. La declaración fue no confusa porque se contradecía por estar nervioso. El 15 de noviembre estaba de guardia, cuando desaparece el submarino, y recibe mensajes navales del ARA San Juan. Como no puede establecer el contacto porque no andaba el modem, la vía de comunicación era teléfono o datos, pero no se puede establecer el contacto. Por eso, no lo anota en el libro de guardias”, relató la abogada.

https://twitter.com/EleYrrazabal/status/1047534125580734465

Luego, “se va de franco y el 17 se entera de todo, el 18 anota lo que ocurrió en el libro de guardia porque lo creyó conveniente por todo lo que había pasado”, detalló. E indicó que “el intento de contacto por parte del submarino fue a las 14:18 horas y la anomalía hidroacústica fue a media mañana. El último contacto a las 7:30 horas de ese día. Pero él recibe a las 14:18 los tres intentos que no se pudieron concretar”.

“Luego, el jefe que declaró ayer, el capitán de corbeta que era jefe de comunicaciones, el 20 le pide explicaciones sobre por qué lo anotó el 18. Según Espínola, el jefe le dijo que lo borre, pero él dice que no fue así. El consideró que sería adulterar un libro y lo dejó ahí. Le hicieron un acta y sigue sosteniendo eso”, afirmó.

Además, indicó que “a Espínola le hacen una serie de preguntas en base a lo que supuestamente había ordenado la jueza. Pero ella nunca ordenó nada. Las preguntas eran sobre el intento de contacto, o si era del submarino”.

Consultada sobre la intención de la Armada para cerrar el caso con la hipótesis de implosión, la abogada consideró: “creo que sí y es duro”.

Además, sostuvo que no descartan la posibilidad de un ataque externo: “se citó personal de Inteligencia, y se sigue investigando todos los caminos que puedan esclarecer esta terrible tragedia. La declaración de Espínola es importante y la jueza pidió nombres”.

En el marco de las audiencias, indicó que “creo que falta muchísimo porque a medida que se descubren distintas cuestiones o cualquier rama de investigación, la jueza sigue llamando testigos”.

“Estoy bastante compenetrada con la causa; hasta que no los encuentren no podemos decir nada, pero que el submarino no estaba en condiciones, se está comprobando", remarcó.

"Ahora, sobre quiénes dieron la orden y son responsables, todavía no podemos decir nada", subrayó.

Por tal motivo, consideró que “los superiores creo que no quieren saber qué pasó porque tienen la hipótesis de una implosión. Ellos casi aseguran que fue una implosión, y dicen que son cosas que pueden pasar. Teniendo en cuenta que existió la anomalía hidroacústica y la supuesta comunicación fue a esa hora, para ellos fue una implosión”, concluyó.