TRELEW (ADNSUR) – Desde Amnistía Internacional se realizó una publicación, manifestación la preocupación por los casos de  violencia policial ocurridos Chubut. Le enviaron  una carta al gobernador y al ministro de Seguridad pidiéndoles “conocer las medidas adoptadas frente a la denuncia o divulgación de hechos que reflejarían un uso excesivo de la fuerza y detenciones arbitrarias”.

Amnistía Internacional es un movimiento conformado por más de 7 millones de personas de todo el mundo, para defender los derechos humanos. Y en las últimas horas le enviaron un documento a Mariano Arcioni, donde le piden información sobre las medidas oficiales dispuestas para las fuerzas de seguridad, en el marco de la cuarentena.

“Alerta sobre la actuación de las fuerzas de seguridad durante el aislamiento por el coronavirus en Chubut”, indica la organización en su publicación,  donde exponen su preocupación ante la difusión de denuncias, imágenes y videos que involucran a agentes de las fuerzas de seguridad de la provincia de Chubut “cometiendo excesos en el desempeño de las tareas de control durante el aislamiento social, preventivo y obligatorio, dispuesto por el Decreto 297/2020 a causa del coronavirus”.

Amnistía Internacional alertó por “excesos” de la policía de Chubut durante la cuarentena

Luego se señala que en las últimas semanas “se difundieron imágenes, videos y testimonios de personas que habrían sido víctimas de malos tratos, tratos degradantes, detenciones arbitrarias y del uso excesivo de la fuerza por parte de miembros de las fuerzas de seguridad de Chubut, e incluso se tomó conocimiento de que una persona que ya estaba siendo detenida fue herida por una bala de goma”.

También se hace referencia al audio de WhatsApp del hermano del jefe de Policía, el comisario Paulino Gómez, en donde ordenaba a un subordinado suyo que saliera “a meter gente en cana”. “Las medidas de seguridad adoptadas para combatir el COVID-19 no deben ser una excusa para el uso excesivo o arbitrario de la fuerza. La actuación de las fuerzas de seguridad debe ser siempre en el marco del respeto absoluto a los derechos humanos y debe estar acompañada de una debida rendición de cuentas”, escribieron,  citando declaraciones de Mariela Belski, directora Ejecutiva de Amnistía Internacional Argentina.

Por lo que se confirmó, que “La carta estuvo acompañada de un pedido de acceso a la información pública para conocer las medidas adoptadas por las autoridades, frente a la denuncia o divulgación de hechos que reflejarían un uso excesivo de la fuerza y detenciones arbitrarias”, así lo indicó Crónica.