Este lunes, pasadas las 19 horas, personal policial recibió un aviso que indicaba que un hombre había ingresado a una panadería con actitud sospechosa. Luego de pedir una bolsa de pan, aparecieron en el comercio dos personas increpándolo para que  "devuelva lo sustraído".

Según fuentes policiales, el sujeto había estado minutos antes en un almacén y se había llevado sin pagar varios cortes de carne. Por esta razón, los dueños del comercio, lo siguieron hasta la panadería ubicada en 30 de Octubre en Km 8 y le exigieron que devuelva lo robado.

En el lugar arribó la policía y se encontró con él y las dos personas que señalaban que había robado de su mercado un total de 2000 pesos en carne.

Por este motivo, el ladrón quedó detenido por el delito hurto en grado de tentativa seguido de amenazas.