COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Costosos elementos electrónicos, un automóvil y hasta dos armas de fuego fueron parte del secuestro realizado en la tarde del jueves por efectivos policiales de la División Policial de Investigaciones -DPI- que lideran el comisario Andrés García y el subcomisario Pablo Lobos tras dos allanamientos domiciliarios solicitados por la Fiscalía al juez penal de turno Martín Cosmaro.

Se trata sobre investigaciones iniciadas por dos hechos de robos a viviendas de la villa balnearia Rada Tilly ocurridos el pasado viernes 1 de noviembre entre las 15 y 17 horas y para asombro de los sabuesos policiales, también dieron con parte de un costoso botín robado en una vivienda del centro.

Según informaron las fuentes policiales a Diario Crónica, las diligencias judiciales se llevaron a cabo en domicilios del pasaje Granaderos 3.198 y San Martín 4.120, ambos del barrio San Martín. En dichos lugares procedieron a secuestrar prendas de vestir utilizadas por el autor de los hechos y también el automóvil en que se movilizaban, un Peugeot 207 color blanco dominio OXD 650, el que quedara grabado en sendas cámaras de seguridad tanto privadas como de la Guardia Urbana de la villa balnearia Rada Tilly. Además, incautaron dos armas de fuego que resultaron ser una carabina calibre 22 y un revólver calibre 32 largo.

Para sorpresa de los investigadores, también se encontraron con elementos relacionados a un cuantioso robo ocurrido en agosto a un conocido comerciante en pleno centro de la ciudad, por lo que debieron solicitar una ampliación de la denuncia al juez de turno. Se trata de un proyector marca “Olimpia” X3000 valuado en unos $ 50.000 pesos, una cámara Samsung Gear 360 valuada en unos $ 10.000, una chomba marca Oakley, un parlante JBL y un par de zapatillas marca Skarcher color negras.

Si bien no hubo detenidos, el o los autores de dichos robos quedaron plenamente identificados e imputados en las causas.