RAWSON (ADNSUR) - Este lunes le allanaron la casa al padre de un policía y encontraron en el patio un auto que había sido robado de un taller junto a otro vehículo que no aparece. En el lugar había una casilla y otros rodados de los que se investigaba su procedencia. Al efectivo policial lo suspendieron y le sacaron el arma. El procedimiento fue llevado a cabo en el barrio Progreso, al oeste de Trelew.

Este lunes le allanaron la casa al padre de un policía y encontraron en el patio un auto que había sido robado de un taller junto a otro vehículo que no aparece.

El agente hace dos años que entró a la fuerza y viene con sanciones por inconductas: ya le hicieron dos sumarios. Presta servicio en la Comisaría Cuarta y a los investigadores les llama la atención que no denunció la presencia del vehículo en el domicilio en donde él viviría con su padre.

El jefe de Policía Miguel Gómez encabezó el allanamiento que se hizo este lunes al caer la tarde en la calle Santa Fe Norte, casi Ceferino Namuncurá, detalló El Chubut.

El auto que hallaron es un Chevrolet Spin gris que había sido robado la madrugada de la víspera de un taller mecánico de la avenida Ciudad de La Plata al 1.900 en un hecho en el que también se llevaron del lugar un Chevrolet Agile del que hasta anoche no se tenía ninguna noticia. Los ladrones abrieron violentamente el portón y se fueron en los vehículos.

"Lo que nos genera mucha alarma, y en virtud de eso estamos tomando las medidas administrativas pertinentes es que el domicilio en el cual fue hallado el Chevrolet Spin es habitado por un efectivo policial que en estos momentos está suspendido por sanciones disciplinarias; más allá de tener un sumario administrativo por abandono de servicio", dijo el jefe de Policía Miguel Gómez en diálogo con ese diario del valle.

"Estamos con la Jefatura y el Ministerio de Gobierno tomando medidas en cuanto a la situación de revista de este hombre; lo vamos a pasar a disponibilidad preventiva, que es una disponibilidad gravosa, en virtud de que este hombre no puede desconocer la presencia de este vehículo robado en su domicilio", agregó.

"Aparte hay otros rodados y otros elementos sobre los que estamos indagando para establecer sus procedencias", sumó Gómez, quien explicó que en el lugar vive el padre pero también el agente policial.

"Su obligación como funcionario público ante este tipo de situaciones es dar cuenta a la Comisaría, y es algo que hasta el momento no ha hecho. De hecho, tampoco hemos podido tomar contacto con él porque minutos antes del allanamiento salió y todavía no ha vuelto. No obstante, eso también le estamos secuestrando su arma reglamentaria -que está dentro del inmueble- producto de que en virtud de las medidas administrativas que vamos a tomar el arma no la puede portar", indicó el jefe de la fuerza.

https://twitter.com/Policia_Chubut/status/1102757697240346624