RAWSON (ADNSUR) - El fiscal Omar Rodríguez estuvo en la mañana de este miércoles en al menos tres dependencias secuestrando teléfonos celulares, para chequear datos y verificar sobre todo movimientos de dinero, según adelantaron fuentes a ADNSUR. Fue en el marco de la causa Torres Otarola. 

"Se realizaron allanamientos en domicilios en Playa Unión -donde residen la exministra de Familia de Chubut, CeciliaTorres Otarola y Jacqueline Rodera-, en el barrio 2 de abril de Rawson -donde reside una secretaria-, en Trelew -donde vive otra funcionaria- y en el Ministerio de Familia y Desarrollo Social, donde se localizó a las personas y se secuestraron teléfonos celulares", resumió Rodríguez. 

Agregó: "Tenemos información de los movimientos de las cuentas bancarias donde se hacían transferencias de dinero; tenemos constancias de los movimientos de dinero entre la ex ministro, su secretaria y el resto de sus funcionarios. Hay mucho movimiento de dinero y los teléfonos nos pueden dar más elementos de interés".

"Se vio que a los asesores se les quitaba la mitad de los sueldos y (el dinero) era destinado a personas que trabajaban en negro y en algunos casos a la secretaria de Torres Otarola que oficiaba -a su vez- de niñera. Ella recaudaba esa suma de dinero y se lo transfería a las cuentas que Torres Otarola tiene en el Banco del Chubut y en el Banco Nación", explicó.

A su vez, el fiscal dijo que analizan "varias imputaciones que aparecen con participación en este ‘fraude’. Está presente la madre del ex funcionario que oficiaba como asesora pero, en realidad, el que cumplía el rol de asesor en los hechos era el ex funcionario. Estamos evaluando llevar adelante una imputación en función de los elementos recogidos".

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!