RIO GALLEGOS (ADNSUR) Un efectivo policial de la División Comisaría Séptima de Río Gallegos le salvó la vida a un bebé de 10 meses que no respiraba, al llegar rápidamente a responder un alerta que los padres habían enviado a un grupo de WhatsApp de seguridad vecinal.

Cerca de las 23 del viernes, el efectivo recibió la información de un grupo denominado “Vecino en alerta del B° San Benito”, en la que solicitaban presencia inmediata en virtud de existir un bebé de 10 meses que no respiraba.

En el lugar, según trascendió, llegó rápidamente el sargento 1ro Pérez, que ya se encontraba en el lugar realizando la maniobra de “Heimlich”.

Se trata de un procedimiento que salva vidas y consiste en colocar al lactante boca abajo sobre el antebrazo, dando cinco palmadas entre los omoplatos.

Ante esa acción, el bebé expulsó gran cantidad de leche y logró volver a respirar.

En el lugar se hizo presente personal sanitario apostado en el Cuartel N° XXXIV del San Benito, a cargo de la Enfermera Vilma Toledo, quienes se hicieron cargo del menor.

Tras una breve entrevista mantenida con el padre del menor, éste comentó que momentos antes del arribo del personal policial, su pareja, se encontraba dando de amamantar a su hijo, el cual en un momento dejó de respirar, y solicitó el auxilio en el grupo de vecinos en alerta, por lo cual su vecino el sargento Pérez arribó a su morada y realizó las primeras maniobras, logrando que su hijo recupere el conocimiento.

Tras esa situación, el menor fue trasladado en carácter preventivo al Hospital Regional.