RAWSON - El jefe de la Policía del Chubut dijo que buscan nuevas estrategias para “sorprender” a los delincuentes. Su opinión del caso Almonacid y el preso que se quedó durmiendo y no fue a declarar.

Juan Ale, quien asumió a fines de enero como jefe de la Policía del Chubut, destacó que gracias a la presencia en las calles y las tácticas disuasivas se logró controlar la situación. Dijo que buscan nuevas estrategias para “sorprender” a los delincuentes. Su opinión del caso Almonacid y el preso que se quedó durmiendo y no fue a declarar.

A fines del mes de enero y en medio de una situación de crisis en la seguridad, asumió Juan Ale como nuevo jefe de la Policía, en reemplazo de Ricardo Hughes. Hace pocos días se cumplieron 2 meses del funcionario al mando de la fuerza y como primer balance afirmó que se logró disminuir el delito a partir de una mayor presencia y con acciones preventivas.

Por otro lado, el jefe policial se refirió en una extensa entrevista con el programa A Tiempo, que se emite por FM Tiempo 91.5 sobre el estado con el que se encontró a las comisarías del interior de la provincia.

“El balance sigue siendo muy provisorio, pero podemos demostrar a través incluso de las publicaciones en los medios ocurren hechos, ocurren hechos violentos, ocurren robos. Esto puede haber en algún caso disminuido mínimamente, en otros casos un poco más, pero me parece que lo que ya podemos presentarle a la sociedad no como un logro, sino como una demostración de que se está atenuando un poco el impacto del delito es en primer lugar y fundamentalmente que hay muchos hechos que han sido sorprendidos in fraganti, con las manos en la masa”.

Agregó Ale al respecto que “creo que la población lo nota esto. Estamos marcando mucha presencia pero de la manera que nosotros, es decir la Jefatura de Policía y los jefes de las unidades regionales, entendemos que debe marcarse la diferencia. En distintos lugares y no saturar un solo lugar cuando después a lo mejor estamos haciendo controles con una presencia numerosa de personal y en otros lados está descuidado quizás sin querer, pero puede pasar”.

Nuevas estrategias

Desde la fuerza buscan encarar nuevas estrategias de acción contra los delincuentes. “Estamos queriendo también desarrollar algunas estrategias y tácticas de trabajo como para sorprender a los delincuentes porque esto ha pasado, gracias a Dios pero también tiene mucho, pero mucho que ver la responsabilidad ciudadana, es decir la intervención de algunas personas que estaban pasando por un lugar y vieron algo extraño y dan aviso y en ese aspecto puede haber falencias todavía, pero en otros se ha logrado llegar rápidamente porque se está alerta, porque hemos tratado de mejorar la comunicación”.

Por su parte Ale reflexionó que ahora “se deberá redoblar esfuerzos para reducir el delito porque sabemos desgraciadamente que el delito nunca va a desaparecer y no creo que podamos volver a los promedios que teníamos 10 años atrás, pero al menos contenerlo y que que sepa la comunidad que podemos defenderla”.

“Hay comisarías del interior que están en buenas condiciones, otras muy malas. Hay lugares donde estamos pidiendo urgentemente la construcción de viviendas para el personal también, no sólo mejorar las comisarías. Hemos encontrado bastante desidia en lo que hace a los vehículos, hemos encontrado abandono en lo que hace al cuidado de dependencias, pero se está recorriendo cada una de ellas en la medida de lo posible con la rapidez que se puede hacer como para ir mejorando. Hay sitios donde por ejemplo faltaban equipos de comunicaciones, los hemos enviado. Hay sitios donde no había vehículos y eran de imperiosa necesidad, los estamos mandando,” sostuvo Ale sobre el la situación que se encontró al asumir.

Caso Almonacid

El jefe de la Policía prefirió no opinar mientras dure el juicio en el caso del joven Maximiliano Almonacid, quien denunció ser vejado y abusado por policías en la Seccional 2ª de Trelew. “El caso lo vengo siguiendo pero sin ninguna opinión en particular bajo ningún concepto porque si yo digo que soy y me siento un hombre respetuoso de la Justicia, se está actuando, se está llevando adelante el juicio. Lo que surja de ese juicio indudablemente tiene que ser respetado por la Jefatura de Policía, por el propio Gobierno”.

Afirmó la autoridad máxima de la Policía que hubiera preferido que un juicio por estas razones nunca se haya tenido que llevar adelante, más allá de que exista o no culpabilidad en el caso de la fuerza.

Preso con sueño

Por último, Juan Ale, marcó sobre el insólito caso del preso que quería seguir durmiendo y la Policía no lo pudo llevar a declarar, que el personal actuó bien. “En eso respeto las garantías individuales. Para mí el personal actuó bien porque si lo lleva por la fuerza comienza ya la discusión si quien debe ordenar llevarlo por la fuerza pública es un juez o quién. Entonces la Policía para cumplir la orden de llevarlo a una audiencia, no se lo puede llevarlo a la rastra. No quiere ir, no va”.

Y marcó que “si lo llevaban después iba a a entrar en discusión si usaron la fuerza necesaria, alguna acusación puede llegar a caer en contra del personal si lo hubieran llevado por la fuerza. Me parece que la solución fue equilibrada”. Fuente: Jornada