CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Durante el acto de apertura de sesiones ordinarias del Congreso, el presidente, Alberto Fernández, hará un "diagnóstico" del estado en que recibió la administración nacional y detallará los alcances de las medidas que lanzó en los primeros 80 días de mandato. Sin embargo, el eje central del discurso que dará el domingo próximo ante la Asamblea Legislativa estará marcado por la presentación del proyecto de ley para legalizar el aborto.

Para evitar las críticas de los sectores que están en contra de la interrupción voluntaria del embarazo, el Presidente lo acompañará con otra iniciativa -la ley de los 1000 días- para garantizar asistencia estatal para las mujeres de bajos recursos, desde el inicio del embarazo hasta los dos años de vida del niño; algo de lo que habló con el papa Francisco durante la visita al Vaticano hace tres semanas.

Según detalla La Nación, ésta no será una exposición más para el Presidente. Tras casi tres meses dedicado a atender la emergencia económica, Alberto Fernández quiere que su discurso se transforme en la hoja de ruta para lo que pretende de su tiempo al frente del Poder Ejecutivo. Es por eso que la economía tendrá un lugar destacado en su discurso. El Presidente buscará dejar claro el estado financiero y social y además dará detalles de los avances sobre la negociación de la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El mandatario trabaja en sus tiempos libres sobre la letra del discurso que dará el domingo, cuando encabece la ceremonia de apertura del 138° período de sesiones ordinarias del Congreso, desde las 11.30, en la Cámara de Diputados. Si bien pide informes a sus ministros y habla con algunos de sus colaboradores sobre los detalles de lo que dirá, el Presidente trabaja su presentación en soledad.

"Va a ser un discurso típico de los de Alberto", expresó un hombre de su máxima confianza.

Otros dos proyectos que el Presidente considera prioritarios para este año pero que hasta ahora no estaban cerrados son la reforma judicial, que tiene por objetivo diluir el poder de los jueces federales de Comodoro Py -en esto trabajan con el Presidente la ministra de Justicia, Marcela Losardo, y el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz- y la creación del Consejo Económico y Social. "Se está trabajando para que los pueda anunciar el Presidente", resaltaron fuentes cercanas al Presidente. 

Legalización y objeción

Alberto Fernández cumplirá en su mensaje con una promesa de campaña y les presentará a los senadores y diputados el proyecto de ley para legalizar el aborto. Después del álgido debate parlamentario, que generó polémicas y divisiones en todas las fuerzas políticas y que terminó con el rechazo de la iniciativa que habilitó su antecesor en 2018, el Presidente también incluirá la objeción de conciencia para médicos y clínicas, y establecerá la obligatoriedad de atender la interrupción del embarazo en los hospitales públicos.

"Detalles como la objeción de conciencia, siempre y cuando se garantice que se cumpla el caso, se contemplará. Una institución religiosa, no necesariamente católica, se puede negar", anticipó en los últimos días el ministro de Salud, Ginés González García.

La ley no conformará a todos, pero es una iniciativa que puede acercar posiciones entre los legisladores que buscaban una salida intermedia, informaron fuentes allegadas al presidente. "Tiene que ser una iniciativa más que equilibrada. Se deben eliminar algunos factores reactivos. Hay que preservar la cuestión de fondo: que deje de ser un delito, que haya un acceso igualitario y sin las víctimas", reconoció González García.

Otro de los ejes centrales del discurso estará puesto en las medidas que el Gobierno lanzó durante los primeros dos meses. Será entonces cuando Alberto Fernandez destaque el plan Argentina contra el Hambre, que incluye la tarjeta Alimentar -ya se repartió el 70% de las 1,4 millones de tarjetas que planean entregar-, y el programa Remediar, que consiste en la distribución gratuita de medicamentos esenciales en todos los centros de atención primaria.

Fuera del Congreso habrá una multitud acompañando al Presidente. Incluso, el Partido Justicialista anunció que el peronismo se movilizará ese día para respaldar a Alberto Fernández. También irán la CGT y las organizaciones sociales,detalló La Nación.