El presidente de la Nación Alberto Fernández declaró este martes como testigo en la causa de la Obra Pública, la cual investiga  irregularidades en las realizadas en Santa Cruz durante el gobierno de Cristina Kirchner.

“Me llama mucho la atención el sentido de esta causa porque lo que están discutiendo son cuestiones políticas no judiciables”, aseguró el mandatario en uno de los tramos de las tres horas en las que estuvo presente en Comodoro Py.

Y agregó: “Hay una suerte de fantasía de que acá se juntaban dos o tres personas y decían mandémosle plata a alguien. En los hechos es imposible que eso pasara”.

Fernández, quien fue citado por la Justicia por haber sido jefe de Gabinete de Cristina Kirchner, un rol en el que intervenía en la redistribución de partidas presupuestaria entre las que se encontraba la Obra Pública, podía al ser presidente declarar por escrito, pero optó por hacerlo de manera presencial en los tribunales de la Ciudad de Buenos Aires.

"A Lázaro Báez lo vi una sola vez en mi vida y recuerdo el diálogo. El me dijo `buenos días` y yo le respondí `mucho gusto`”, recordó Fernández respecto al rol del empresario en las supuestas irregularidades relacionadas con 51 obras que sus empresas recibieron para la provincia de Santa Cruz entre 2003 y 2015.

“Definitivamente no”, fue su respuesta ante la pregunta de Alberto Berladi, abogado de Cristina Kirchner, sobre si ex presidentes le habían pedido beneficiar a algún empresario en particular. “Definitivamente no. Ni a la provincia de santa cruz ni a ninguna otra (...) No me consta que eso haya pasado", agregó.

En ese sentido, afirmó que “hay una suerte de fantasía de que acá se juntaban dos o tres personas y decían mandémosle plata a alguien. En los hechos es imposible que eso pasara. Eso es lo que me llame más las atención de este juicio. Cuando vi el procesamiento de Cristina me llamo la atención pero no se si me estoy extralimitando”.

Y aseguró que “no existe ninguna norma que defina cómo se distribuye el gasto en obra pública en el Presupuesto. Es una decisión de carácter política no judiciable. Y esas decisiones que se están discutiendo en materia de Presupuesto no pueden ser arbitrarias”.

“Definitivamente no había nunca una distribución arbitraria. En un presupuesto es muy difícil hacer eso, en todo tipo. En manera sanitaria, de salud, porque todas las provincias pelean por su parte. Los criterios de asignación tienen que ver con las necesidad de cada jurisdicción. No hay una regla que dice: a cada provincia le toca tal cantidad de dinero en función de los habitantes que tiene. No hay una regla que diga cómo se distribuye el dinero de la obra pública”, concluyó el mandatario.

Cabe destacar que en el marco de la misma causa ya fueron citados a declarar los otros ex jefes de Gabinete de Cristina Kichner (Juan Manuel Abal Medina, Jorge Capitanich, gobernador de Chaco, y Aníbal Fernández, ministro de Seguridad de la Nación) y el 21 de febrero lo hará el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa.

Cristina Kirchner, Lázaro Báez, Julio De Vido, José López y el ex titular de Vialidad Nacional Nelson Periotti, entre otros ex funcionarios nacionales y provinciales, son los acusados por la Justicia.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!