Un informe realizado por la División de Siniestros de la Policía Federal que fue entregado al fiscal Carlos Díaz Mayer, señala que al menos tres de los cuatro incendios ocurridos en marzo en la cordillera de Chubut fueron intencionales. 

Los peritos informaron que un cuarto foco ígneo detectado en la zona de Las Golondrinas, que también forma parte de la investigación, puede ser adjudicado a una cuestión térmica causada por efecto de una línea de media tensión que entró en contacto con los árboles.

La investigación comenzó luego de que se conociera la existencia de fuego en distintos sitios, a partir de ello se abrieron tres legajos que investigan los incendios ocurridos el 9 de marzo de 2021 a partir de las 14 en la ciudad de El Hoyo; de las 17 en Lago Puelo; y de las 19 en Cholila.


QUÉ DICE EL INFORME DE LOS PERITOS

Al menos tres de los incendios de la cordillera fueron intencionales

El primero de los incendios se registró en la zona alta de Golondrinas, luego se observaron y registraron los focos ígneos en la zona de Cerro Radal. Los primeros dos incendios dejaron una cantidad estimada de 350 familias sin casa, tres víctimas fatales y varias personas con distintas heridas. Los daños del último relevamiento confirmaron la afectación de más 500 viviendas -en muchos casos, con pérdidas totales, informó la Fiscalía de Esquel.

Del informe surge que sólo en relación al primero es posible enmarcar como una “omisión por un sujeto individualizable”. Fue detectado en Las Golondrinas y se debió a una “incidencia térmica producto de la línea aérea de media tensión sobre la conífera de los arboles adyacentes”, dice la pericia publicada por Diario Jornada.

Por este foco en particular, el fiscal Díaz Mayer ordenó el martes realizar un allanamiento en oficinas de la Delegación de Servicios Públicos.

En relación al foco en Cerro Radal, la Policía Federal determinó que se empleó un elemento “capaz de generar una llama libre, tal es el caso de fósforo, encendedor, mechas de papel previamente acondicionados y encendidas; que tomaron contacto con material subdividido, como ser hojarascas, ramas pequeñas, pinocha, etcétera; es decir, de cierta facilidad combustiva”, reza el informe pericial.

Sobre el tercer foco, ocurrido en la Ruta Provincial 71 (Km 25,5), y un cuarto sobre la misma ruta pero a la altura del Km 22, la pericia indica que fueron causados de forma similar a los anteriores, es decir, con el empleo de elementos capaces de generar llamas.