SALTA - Una chica de 18 años fue encontrada asesinada, con signos de asfixia, en una finca rural de la localidad salteña de Embarcación. Con este nuevo caso suman 61 los femicidios reportados en lo que va del años en todo el país.

Fuentes policiales y judiciales consultadas por Télam identificaron a la víctima como Celeste Yanet Miranda, estudiante en una escuela técnica que vivía en un sector humilde de Embarcación, en el departamento de General José de San Martín, ubicada a 41 kilómetros de Orán. Aún no hay detenidos por el hecho, pero la pesquisa tiene en foco al novio de Miranda, la última persona con quien se la vio, el viernes a la noche, añadieron las fuentes.

El cuerpo fue encontrado anteayer, a las 8.30, por un trabajador rural en un sector de la finca "La Ponderosa", aledaño a un cementerio. Alertó a la policía y arribaron al lugar efectivos de la comisaría 43 y personal médico de emergencias, que constató que la víctima tenía lesiones visibles en el rostro y la ropa desacomodada.

Poco después arribó personal de la Fiscalía Penal de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas de Tartagal, a cargo de Gonzalo Vega, que inspeccionó la zona y recolectó evidencias, junto con la Policía Científica.

Al cabo de unas seis horas de trabajo, a las 15, el cuerpo fue trasladado a la morgue judicial de Orán, para la realización de la autopsia. Anteanoche, familiares de Celeste Miranda la identificaron y declararon en la causa.

El padre de la chica dijo que la última vez que había visto a Celeste fue el viernes a la noche, cuando su hija le pidió plata y salió con su novio.

El hombre manifestó que no había realizado la denuncia por averiguación de paradero cuando la chica no regresó a su casa pues era habitual que se quedara con su novio algunas noches, dijeron los voceros consultados.

Esta mañana se llevó a cabo la autopsia, en la cual se estableció preliminarmente que Celeste sufrió una asfixia mecánica. Los forenses también hicieron constar en su informe que la joven presentaba numerosos golpes en el rostro, según informaron fuentes judiciales.

Sobre un posible abuso sexual, los informantes dijeron que no se detectaron lesiones compatibles con un ataque de esa índole, aunque como el cuerpo tenía las ropas desabrochadas se dispuso realizar hisopados genitales para luego efectuar análisis complementarios y, eventualmente, cotejos de ADN.

Sobre las hipótesis del hecho, las fuentes descartaron en principio la pista del robo, ya que dijeron que, a simple vista, a la joven no le faltaba nada.

Los detectives analizaban, en tanto, los últimos movimientos de la chica y de su novio, quien según algunos voceros policiales sería consumidor de drogas. También tomaban declaraciones a otros miembros del entorno de la víctima que pudieron haber estado con ella.

El femicidio de Miranda es el número 61 reportado en el país en lo que va de 2019. 

El primero fue el de Celeste Castillo. El primer día del año, la joven, de 25 años, fue baleada por su pareja, un policía que luego se suicidó, en Santiago del Estero. El último, antes del de Celeste Miranda, se produjo en Posadas, Misiones, donde Antonella Rocío Bernhardt, de 30 años, fue degollada por su novio, Cristian Daniel Vargas, que fue filmado por vecinos cuando escapaba.

Fuente: La Nación