CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Una investigación que comenzó en marzo de 2015 llevó al padre de una menor ante un Tribunal, acusado de haberla abusado desde que tenía 8 años. La Justicia lo condenó a 14 años de prisión. 

La tía de la nena, que el 13 de marzo de 2015 tenía 12 años, la llevó a la comisaría de Garupá, Misiones y ese día comenzó la investigación contra el padre, que la había adoptado para violarla. 

“Preparate para esta noche. Para eso te crié, te entrené para esto”, es una de las frases que le decía el acusado a la menor.

El acusado es un albañil de 68 años.

La frase todavía resuena en su cabeza. La víctima había sido abandonada por su mamá y este hombre, que se suponía que debía cuidarla, la sometió a un infierno que duró cuatro años, informó TN este miércoles.

La declaración de la nena en Cámara Gesell avaló su relato y los estudios médicos después determinaron que presentaba desgarros en sus genitales compatibles con una violación. Las lesiones indicaron que los abusos habían empezado mucho antes de la denuncia, de acuerdo a lo informado por el sitio Primera Edición.


La causa recayó en el Juzgado de Instrucción 6, a cargo de Ricardo Balor, y tenía fecha de debate oral ante el Tribunal Penal 1 de Posadas para el lunes 27 de mayo pasado. Sin embargo, las pruebas en contra del acusado eran contundentes y este terminó por admitir su responsabilidad en un juicio abreviado para atenuar su pena.

Finalmente, lo condenaron a una pena de 14 años de prisión por los delitos de “abuso sexual simple, varios hechos en concurso real, abuso sexual con acceso carnal, también en varios hechos, agravado por la edad de la menor y por la situación de guarda y convivencia”.