NEUQUÉN (ADNSUR) - Un grupo de adolescentes rompió la cuarentena obligatoria por el coronavirus para hacer una fiesta en Zapala (Neuquén) Un vecino se dio cuenta de que ingresaba una gran cantidad de personas a una casa y los denunció ante la Policía Federal. 

De la fiesta participaron 9 adolescentes y un adulto y al llegar la policía a la vivienda constató que había un grupo de jóvenes violando la cuarentena, ya que sólo uno de ellos vivía en el domicilio.

Los efectivos llamaron a los padres de los adolescentes para que los busquen en la vivienda en la que se desarrollaba la fiesta; después se los notificó del acta por el incumplimiento del aislamiento social obligatorio, decretado por el Gobierno Nacional, "ya que son los responsables por los actos de los jóvenes en cuestión".

Según detalla diario Río Negro, la Fiscalía de la Provincia de Neuquén intervino en el procedimiento.