SARMIENTO (ADNSUR) - Desde afuera se leía "Iglesia de Cristo", pero adentro no había ni un santo, sino máquinas para realizar gimnasia. Eso fue lo que descubrieron el viernes efectivos policiales durante un control en la cuidad de Sarmiento.

Los policías llegaron a un salón sobre la calle Léon al 300, que aparentendente funcionaba como iglesia, sin embargo, se ocultaba un gimnasio que estaba funcionando de manera ilegal.

El local no contaba con la habilitación comercial, ni protocolos correspondientes.

Los agentes identificaron al responsable del espacio, quien indicó que vivía en el lugar. Toda la informaicón fue puesta a disposición del Juez de Faltas Municipal.