RAWSON (ADNSUR) – La diputada provincial Cecilia Torres Otarola informó en ADNSUR que se trabaja en un proyecto destinado a incorporar la figura del hostigamiento en el nuevo Código Contravencional. Por tal motivo, remarcó que el objetivo es “detectar cómo el móvil de violencia va impactando en cada conducta social de nuestros vecinos, es decir que sirve como herramienta de prevención”. El acoso verbal callejero no es delito, según confirmó a ADNSUR el fiscal Martín Cárcamo.

De ese modo, busca “darle la figura que se enmarca en el proyecto de ley 26485 donde habla de hostigamiento y todas las actividades psicológicas y sociales que tiene como móviles la violencia de género y demás”, explicó la diputada.

E indicó que “tiene que ver con empezar a detectar de dónde parten los senos violentos en la vida social. Cuando una de las leyes propias de violencia de genero intrafamiliar pasa en el espacio íntimo, queda en la decisión de la familia o persona que lo sufre. En este caso, es trasladar esa misma capacidad de contención y prevención al espectro social”.

Otarola remarcó que la figura de hostigamiento pretende “detectar cómo el móvil de violencia va impactando en cada conducta social de nuestros vecinos, es decir que sirve como herramienta de prevención”.

“La cuestión de la impronta que viene teniendo la Legislatura en materia de seguridad hace que podamos tomar con más tiempo estas cuestiones. Hay varios proyectos, algunos son incorporaciones de formato y otros son proyectos enteros como el mío, pero la idea es poder consensuar y que haya herramientas eficaces”, concluyó.