Un hombre de 78 años reconoció que abusó sexualmente de sus tres nietas desde que tenían entre 5 y 7 años de edad. En un juicio abreviado, la justicia de Río Negro acordó este martes nueve años de prisión con sus representantes legales.

Los hechos ocurrieron en Viedma y en El Cóndor desde que las víctimas eran menores hasta la mayoría de edad.

La fiscal Paula Rodríguez Fradsen, explicó que la acusación fue la de "abusos sexuales gravemente ultrajantes y continuados". Las víctimas convivían con el abuelo y estaban bajo su guarda.

"Las chicas realizaron la denuncia en 2019, pero los abusos se realizaron desde que tenían entre 5, 6 y 7 años hasta los 19, 20 y 24", detalló la fiscal. Agregó que los hechos ocurrían en la casa del acusado, cuando el papá de las victimas convivió un tiempo tras separase de la madre de las niñas.

"Se llegó al juicio abreviado porque es lo que las victimas querían, y lo que el acusado aceptó ya que un juicio tradicional implica un desgaste emocional muy grande para las chicas", indicó.


El juez Ignacio Gandolfi preguntó y repreguntó al acusado si comprendía el proceso, si aceptaba la culpabilidad de los hechos y si acordaba con el monto de la pena y su culpabilidad. La defensa renunció a los plazos legales de apelación, y el juez en los próximos tres días, dictará la sentencia.

Fradsen agregó que el juicio abreviado "tiene que ver con la reparación a las víctimas, al aceptar el victimario su culpabilidad, y una mayor brevedad del proceso".

El acusado no tenía ningún otro antecedente, con el juicio abreviado reconoció los hechos y aceptó la pena acordada.

Por su lado, la representante legal de las víctimas, Julia Mosquera, expresó que "la condena mediante este procedimiento implica un paso más en el proceso de sanación, teniendo en cuenta que por el tiempo transcurrido las víctimas no están en condiciones de afrontar un debate tradicional".