BARILOCHE - El juez federal subrogante de Bariloche, Gustavo Villanueva, aceptó la extradición del dirigente mapuche Facundo Jones Huala, solicitada por Chile para juzgarlo por una serie de delitos. Se produjeron incidentes en el Juzgado de Bariloche.

El viernes, el juez rechazó el pedido de excarcelación presentado por la abogada Sonia Ivanoff, defensora de Jones Huala, durante la audiencia del miércoles en el gimnasio municipal 3 de la ciudad de Bariloche. Ivanoff confirmó que la decisión de Villanueva fue informada directamente a Jones Huala, quien permanece detenido en la cárcel federal de Esquel, en Chubut.

Se trata de la tercera solicitud de libertad que plantea la defensa y que es rechazada. "Siempre nos negaron la libertad porque querían que esté presente en el juicio, pero ahora que ya pasó no sabemos cuál es el argumento de su señoría", señaló la abogada.

Para Ivanoff, la nueva negativa a la excarcelación y cómo se fue desarrollando todo el proceso les da la pauta de que "la sentencia está escrita". "Más allá de nuestros argumentaciones, tanto de Facundo (Jones Huala) como la mía durante la audiencia del miércoles, creemos que el juez ya tenía la decisión tomada antes de escucharnos", planteó.

El fiscal federal Jorge Bagur Creta planteó procedente la extradición del dirigente mapuche por el incendio de una vivienda poblada y la tenencia de un arma de fuego de elaboración casera.

Bagur Creta sostuvo que resulta improcedente la solicitud respecto a las otras dos causas, la tenencia de proyectiles y la violación a la ley de Extranjería al haber ingresado clandestinamente a Chile por un paso no habilitado.

INCIDENTES

Mientras tanto, después de conocerse la decisión del juez federal Gustavo Villanueva, un grupo de manifestantes le arrojaron palos y piedras a las fuerzas de seguridad que custodian el tribunal, en el que están apostados agentes de Gendarmería y de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA).

El magistrado leyó el fallo al fiscal Jorge Bagur Creta y a la abogada defensora Sonia Ivanoff en su despacho en el juzgado. Jones Huala tuvo que seguir la lectura por videoconferencia desde el penal de Esquel donde está detenido ya que no pudo asistir, en contra de sus pretensiones, lo que demoró el acto. El dirigente mapuche tiene pedido captura internacional de la Justicia chilena, acusado de participar del incendio de una propiedad cerca de Valdivia, en 2013, y de tenencia de armas caseras.

Aceptaron la extradición de Jones Huala y hubo incidentes en el Juzgado

Después de conocer el fallo, los mapuches que estaban frente al tribunal tiraron abajo las vallas y agredieron a los efectivos, a los que les tiraron palos y piedras. Mientras que las fuerzas de seguridad los repelieron con balas de goma, y así los dispersaron.

Jones Huala, que admitió que fue combatiente de la RAM, no será trasladado a Chile de inmediato y podrá apelar la sentencia a la Corte Suprema de Justicia, que no tiene un plazo de tiempo definido para tratar el caso. Su abogada podría elevar el caso a la Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

El líder mapuche fue detenido en Chile luego del incendio de un campo en Pisu Pisué, en 2013, pero al año siguiente fue beneficiado con salidas transitorias y no volvió a la cárcel. Cruzó a la Argentina y se adjudicó varios hechos violentos, como el incendio de dos refugios de montaña en Bariloche, ataques a campos y camiones en Chubut.

En 2016 lo arrestaron en Cushamen, Chubut, después de encabezar la toma de tierras en campos del grupo Benetton y poco después fue liberado por orden del juez federal de Esquel Guido Otranto, que argumentó que hubo irregularidades en su captura. La Justicia de Chile volvió a pedir la captura internacional y en junio pasado lo detuvieron nuevamente en la Argentina. Está preso en el Penal Federal de Esquel desde el 28 de junio pasado

Fuente: TN

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!