El juez de Sarmiento,  Alejandro Rosales,  resolvió hacer lugar al pedido de ampliación de la investigación, en una causa penal por hechos de abuso sexual agravado y lesiones leves en contexto de violencia de género.

El acusado- asistido por el abogado del Ministerio de la Defensa Pública - se encuentra cumpliendo prisión preventiva en la alcaldía policial de Comodoro Rivadavia, y participó del acto judicial mediante comunicación telefónica. 

Durante la audiencia se solicitó que se establezca el 29 de octubre como fecha final para la presentación de la acusación pública contra el detenido.  Asimismo, dispuso que el jueves 28 de octubre, finaliza el plazo de la investigación penal preparatoria de juicio.

El investigador describió que los dos hechos de abuso ocurrieron entre agosto y septiembre de 2019. La calificación legal es de abuso sexual gravemente ultrajante, doblemente agravado por haber sido cometido por el encargado de la guarda de la victima (menor de 18 años) y en concurso real con lesiones leves agravadas por haber sido cometidas en contexto de violencia de género.

Una menor es la víctima del abuso que se investiga. Foto: archivo
Una menor es la víctima del abuso que se investiga. Foto: archivo

El abogado defensor  no formuló ningún tipo de oposición en función de que en los hechos la fiscalía agregó nuevos tipos de actos en la imputación contra su asistido.

Así las cosas, el magistrado dispuso hacer lugar al pedido de ampliación efectuado por la fiscalía. En lo que hace al plazo de investigación, resolvió mantener la fecha del jueves 28 de octubre, fijada en la audiencia de apertura.

         ABUSO SEXUAL INFANTIL. COMO PREVENIR

La gran mayoría de las situaciones de abuso sexual a niños y niñas, son perpetradas por personas del núcleo o entorno familiar, y se caracterizan por el silencio. Hay varios factores que contribuyen a que ese silencio se perpetúe, entre ellos las sensaciones ambivalentes del niño entrampado en la relación vincular.

 Normalmente es amedrentado por el abusador mediante amenazas explícitas o no, respecto de las supuestas consecuencias negativas que tendría para él o para sus seres más queridos (su mamá, sus hermanos), hablar del abuso.

Cuando estos hechos son reiterados, el niño tiende a sentirse culpable e indefenso por no saber salir de la situación.

¿Cómo prevenir un abuso?
¿Cómo prevenir un abuso?

Mitos y Falsedades

También contribuye al silencio la persistencia de mitos en torno al abuso sexual. Es falso que los abusos sexuales solo los sufren las niñas, o que actualmente se dan más casos de abuso sexual (AS) que en el pasado, que las personas que cometen abusos sexuales son enfermos psiquiátricos, que los AS solo ocurren en determinados sectores sociales, que los niños y niñas en estos casos no dicen la verdad, o que estos son los responsable del AS; tampoco lo es que los niños y niñas pueden evitar por sí solos el abuso sexual.

En este mismo sentido se consideran falsas creencias que cualquier persona puede detectar una situación de abuso si esta se produce en su entorno familiar, o que siempre que se detecta una situación de abuso en una familia esta es denunciada.

 Más aún resulta falso que los abusadores sexuales casi siempre son desconocidos, e incluso que los efectos de un abuso casi siempre son muy graves. Tampoco es real que los AS siempre estén acompañados de violencia física, ni que sean situaciones poco frecuentes.

Cómo detectar un abuso

No siempre es simple detectar una situación de abuso sexual, pero sí las personas cercanas al niño pueden observar indicadores de alerta que comunicar inmediatamente a los especialistas para que estos evalúen la situación. Cambios bruscos de conducta; miedo a estar solo, a los varones o a un determinado miembro de la familia; rechazo a la madre o al padre de forma repentina; tendencia al secretismo; llanto frecuente inmotivado, tristeza; resistencia a desnudarse o bañarse; pérdida del control de esfínteres; son algunos de los indicadores que justifican una consulta.

Qué hacer

Romper el secreto. Al tomar conocimiento de una situación de abuso es importante resguardar la seguridad físico-psíquica de la víctima. El modo de hacerlo es aportando inmediatamente esa información a la justicia, para que se activen los protocolos de abordaje.

 El Servicio de Asistencia a la Víctima del Delito (S.A.V.D) cuenta con profesionales especializados en la temática que acompañarán en el proceso al niño o niña y los adultos de referencia.

En Sarmiento, la oficina del S.A.V.D funciona en la calle 28 de julio n°430. El teléfono de contacto es 4898327.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!