RAWSON (ADNSUR) - La jueza penal Mirta Moreno dictó, a pedido del fiscal Osvaldo Heiber, la absolución para un hombre acusado por amenazas simples en concurso con tenencia de arma de fuego sin autorización y remitió al Procurador General las actuaciones tras considerar “absolutamente grave lo manifestado y lo que ha ocurrido en este proceso”.

Durante la audiencia del miércoles, la fiscalía desistió de la acusación contra Martín Pala, quien  había sido imputado por el delito de amenazas simples contra un funcionario de la Secretaria de Pesca de la provincia de Chubut, organismos en el cual se desempeñaba también el imputado.

En su presentación, el Fiscal Osvaldo Heiber postuló la absolución del único imputado por entender que no existían mayores pruebas en contra de Pala que la denuncia de Guillermo Meoqui, víctima del hecho y que la misma no pudo ser respaldada por las filmaciones del local comercial donde se habría consumado la amenaza debido a que las imágenes no tenían calidad suficiente para efectuar una serie de pericias. 

En cuanto a la acusación por tenencia de arma de uso civil sin permiso, Heiber tampoco acusó y pidió la absolución, debido a que no se habían incorporado como pruebas ni el acta del secuestro ni tampoco el acta de la cadena de custodia de los elementos incautados en los allanamientos efectuados al domicilio de Pala.

EL HECHO 

El fiscal recordó que la causa se inició con la denuncia de Guillermo Meoqui, quien aseguró que el día 16 de febrero de 2018 el acusado llegó a un comercio ubicado en calle Gregorio Mayo 191 de Rawson y allí con un precinto colocó un cartel con la leyenda “Meoqui coimero hdp”, al cual estaba adherido un proyectil calibre .38 y los nombres de los hijos del denunciante.

También sostuvo que Meoqui identificó a Pala pues ambos eran compañeros de trabajo en la Secretaría de Pesca de la provincia e hizo referencia a diferencias personales a partir de un procedimiento por el cual el imputado, quien era Director General de Pesca al momento de los hechos, habría sido sumariado.

Agregó el fiscal Heiber que en un allanamiento realizado al día siguiente en un domicilio vinculado al acusado se encontró un arma de fuego, tipo escopeta, calibre .16 y munición compatible con esa arma, el cual es de uso civil y era apta para el disparo.

El delito imputado durante la investigación fue el de amenaza simple en concurso con tenencia de arma de arma sin permiso.

Pedido de absolución

El representante del Ministerio Público Fiscal aseguró en la audiencia que “la filmación en las que se basaron las afirmaciones del denunciante carecían de nitidez; había falta de nitidez para hacer una pericia scopométrica y tener certeza sobre la autoría del hecho”, como así también respecto a la presencia de Pala en una camioneta oficial llegando y yéndose del lugar del hecho.

“Entiendo que solamente esa sindicación de parte del denunciante resulta insuficiente para fundar una acusación por el delito de amenazas”, sostuvo el funcionario judicial.

El abogado particular, Juan Lagos, a cargo de la defensa técnica de Pala, afirmó que desde un principio sostuvieron que las órdenes de allanamiento vinculadas al caso eran “insustanciadas, no tenían causa y ocasionaban las nulidades de todos los actos, entre ellos la tenencia de arma”. Sostuvo que para su defendido “este proceso penal es un flagelo” y vinculó los hechos denunciados con cambios producidos a posteriori dentro del organismo en el cual se desempeñaba el acusado.