LA BANDA (ADNSUR)- El caso ocurrió en la ciudad santiagueña de La Banda. Según publica Crónica, el hecho salió a la luz días atrás cuando la menor le confesó a su tía materna que el amigo de su padrastro la había sometido sexualmente, cuando su madre fue a cortar leña al monte.

La tía de la pequeña no dudó y la llevó hasta la Comisaría Nº2 del Menor y la Mujer, donde radicó la denuncia. La Fiscalía ordenó que de inmediato la pequeña sea examinada por el médico forense, quien constató que presentaba heridas compatibles con abuso de reciente data.

En tanto, los efectivos lograron atrapar al acusado, quien de inmediato fue detenido. Con el avance de la investigación, la Dra. Falcione realizó una serie de medidas, entre ellas la Cámara Gesell de la menor, quien angustiada confesó que su madre había sido quien pactó con el acusado -amigo de su padrastro- el abuso a cambio de tres mil pesos.

La Unidad de Abusos Sexuales, a cargo de la Dra. María Alicia Falcione solicitó la inmediata aprehensión de una mujer de 42 años, a quien la imputaron como partícipe necesario en el abuso sexual que sufrió su hija de 11 años.

El cruel relato causó conmoción a los funcionarios  ya que la niña le contó a su mamá lo que había sucedido pero la imputada comenzó a gritarle sosteniendo que era una “embustera” y que ella no haría ninguna denuncia.