CHINA - Una beba fue abandonada en un contenedor de basura poco después de nacer en la localidad de Guangdong, al sureste de  China, según informaron medios locales asiáticos.

Habría sido el papá el que la habría dejado junto a los contenedores. Horas después un trabajador del servicio de la limpieza encontró al bebé, dio cuenta a las autoridades que poco después identificaban a los padres de la criatura.

Se trata de un matrimonio joven, veinteañeros, que ya tenían dos nenas. Según declararon a la policía al ser detenidos "se sentían decepcionados" porque esperaban que en esta ocasión el nuevo recién nacido fuera un varón.

Ambos fueron detenidos por delito de abandono de menores. La pequeña fue trasladada a un hospital para ser examinada y, al parecer, se encuentra en buen estado de salud.

La política del "hijo único" se derogó en 2014 en China para las parejas que ya tenían un hijo y en 2016 se hizo universal. Este cambio obedece a la necesidad de combatir el envejecimiento de la población china y la desproporción entre hombres y mujeres.