El domingo 20 de noviembre, hace un mes atrás, Mario Muze, dueño de una distribuidora de Esquel, llegó a Lago Rosario para disfrutar de la naturaleza al aire libre. Se subió a bordo de una moto de agua que lo llevaba junto a un amigo. Pero la tragedia terminaría ese día con su vida. 

Ambos iban sin chaleco cuando en un momento dado, y por circunstancias que se tratan de establecer, cayeron al agua. Un grupo de personas solo alcanzó a ayudar al amigo del empresario, mientras que este desapareció en las aguas.

 “Mario Muze se agarraba del brazo del otro hombre y él chapoteaba como podía para mantenerse a flote ambos, pero por lo que nos dicen ninguno de los dos sabía nadar”, precisó el comisario de Trevelín, Pablo González en su momento. 

Ya pasó un mes y pese a que los rastrillajes por aire, cielo y agua no han surgido novedades ni rastros del vecino esquelense. 

El jefe de la Comisaría de Trevelin, Reinaldo González, confirmó a EQSNotas que pese al paso del tiempo las tareas continúan con personal policial en el agua y también en la costa para dar con el cuerpo.  

El 13 y 14 de diciembre estuvo trabajando en la zona un bombero de Pilar, que llegó con su perro entrenado en búsqueda de cuerpos en descomposición. El animal rastrea gases y marcó dos lugares, lo que motivó luego el regreso del Rov aportado por Hidroeléctrica Futaleufú. Sin embargo, no hubo resultados.

 “Si el cuerpo en ciertos periodos no aparece, después son cuestiones de la misma naturaleza, temperatura del agua, otros factores que se han ido agotando. Esperamos que aparezca en los días que sigamos buscando", manifestó.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!