El avión sanitario Lear Jeat 35 Matrícula LV-BXU que se estrelló en cercanías del aeropuerto de Esquel en la noche del 5 de mayo del 2020 con cuatro pasajeros a bordo y quedó totalmente destruido. Murieron el médico, el enfermero y el copiloto de la nave que viajaban para buscar una paciente grave que debían trasladar desde Esquel a Buenos Aires.

A un año y a dos meses del trágico accidente aéreo que le costó la vida a tres personas, la Junta de Seguridad del Transporte dio a conocer el informe sobre lo ocurrido el 5 de mayo a la noche en el aeropuerto cordillerano en Chubut.

Tal como se había anticipado en el informe preliminar publicado en junio del 2020,  se da cuenta de una situación ocurrida “en la aproximación final instrumental” como el causante del impacto de la aeronave.

“El avión despegó del Aeropuerto Internacional San Fernando (Buenos Aires) a las 23:15 horas, con destino al Aeropuerto Brigadier Gral. Antonio Parodi, de la ciudad de Esquel (Chubut.) Luego de 2:30 horas de vuelo, durante la maniobra de aproximación final por instrumentos a la pista 23, aproximadamente a las 1:45 horas, la aeronave impactó contra el terreno, a 70 metros del lateral izquierdo de la pista y a 800 metros pasados el umbral de la cabecera", señala el informe.

El accidente ocurrió de noche y en condiciones de vuelo instrumentales, agrega al respecto del accidente donde solamente sobrevivió el piloto.

Con respecto a las escuchas, se detalla - según publica EQSNotas - que "se comprobó que la aeronave notificó, en su aproximación final, que se encontraba sobre la baliza MM y que tenía la “pista a la vista”. A lo que el controlador de la torre de control le informó que él “no tenía a la vista a la aeronave” a lo que la aeronave emitió una comunicación en la que expresó “aterrizando".

El informe sobre el accidente en Esquel. Foto: EQS Notas.
El informe sobre el accidente en Esquel. Foto: EQS Notas.

A raíz del impacto dentro del predio, se establece que impactó a 70 metros  a la izquierda del lateral de la pista 23 y a 800 metros pasados el umbral cabecera. Se produjo un incendio que destruyó el plano izquierdo de la aeronave y el fuselaje central. Las mayores temperaturas se registraron en el plano izquierdo y fuselaje central de la aeronave donde se encuentra la cabina de pasajeros.

El mismo informe destaca que el aeropuerto cumplía con las exigencias de la categoría N° 5. Sin embargo, advierte que "el aeropuerto no cuenta con servicio de sanidad aeronáutica. En el momento del accidente se encontraba una ambulancia en el aeropuerto, que había llevado desde la ciudad al paciente que iba a ser trasladado vía aérea, a quienes se les solicitó que prestara apoyo al accidente mientras se convocaba a dos ambulancias del hospital, las que trasladaron los heridos producto del accidente."