Desde el pasado lunes se está haciendo entrega de ropa, borceguíes y tricotas a todo el personal de las distintas dependencias policiales de esta ciudad. La compra se hizo en el marco del anuncio efectuado por el gobernador Mario Das Neves a poco de asumir su mandato. “Fue una inversión de 8 millones que era necesario pagar para destrabar la compra que había de uniformes”, informó Muñoz en diario Crónica.

Consultada sobre la situación de las armas que tiene el personal y las correspondientes municiones Muñoz dijo que “los chalecos antibala se han ido entregando desde el año pasado, al personal egresado que salió ya con su correspondiente chaleco y se les fue entregando a los policías que carecían de chalecos. A la fecha la casi totalidad de los efectivos cuentan con su chaleco personal. En cuanto a las armas es lo mismo. Al egresar el personal sale con su arma reglamentaria y la provisión de municiones se va haciendo de acuerdo a la disponibilidad y necesidad de cada dependencia y también de acuerdo a las prácticas que realizan por los procedimientos que tienen. Pero no hay un tiempo límite para esto sino que se hace de acuerdo a las necesidades que van surgiendo”.

“LA POLICÍA NO TIENE QUE COMPRARSE EL UNIFORME Y LAS BALAS, ESO ES UN MITO”

A su vez, la jefa policial indicó a Diario Crónica que la compra de elementos por parte de la policía “es un mito, desde acá estamos proveyendo al personal de todo lo necesario. Esto mismo que estamos haciendo ahora en Comodoro lo hicimos a principios de marzo en la Unidad Regional de Esquel y fuimos con el camión de provisiones por cada una de las dependencias. En breve vamos a entregar desde Sarmiento a los lugares aledaños como Lago Blanco, Ricardo Rojas, Buen Pasto, es decir todo lo que depende de Comodoro en el interior”.

En otro orden, Muñoz reconoció que “en este momento la situación de la provincia es de crisis y estamos a la espera del endeudamiento anunciado por el ministro de Economía, para que ingrese el dinero que irá al pago a los proveedores. Esto va a poner en marcha el mecanismo de compra de repuestos, equipamientos, necesidades edilicias  y compra de materiales, siempre en base a ese dinero que se está esperando”.