En la séptima jornada del juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa, se descubrió una búsqueda que fue reveladora. Uno de los acusados buscó en Google un total de 7 veces la frase “Villa Gesell pelea”, horas después de la brutal golpiza que recibió Fernando. 

Las búsquedas, de acuerdo a las pericias realizadas en los teléfonos, se hicieron desde el celular de Ciro Pertossi, uno de los rugbiers imputados por la muerte de Fernando. Allí se pudo establecer que el acusado buscó, entre las 6:21 y las 10:16 las palabras "Villa Gesell pelea" unas siete veces.

Esas búsquedas se iniciaron menos de una hora y media después del ataque que terminó con la vida de Fernando, en la puerta del boliche Le Brique; lo que muestra que los imputados querían ver qué se decía del brutal ataque que habían protagonizado.

Poco más de diez minutos antes de esa búsqueda en Google, el propio Ciro Pertossi había enviado otro mensaje al grupo de WhatsApp "Los del Boca 3": "Chicos, no se cuenta nada de esto a nadie".

Ese mensaje se interpreta como un "pacto de silencio" que incluso los imputados mantienen hasta el día de hoy, durante el juicio.

Las revelaciones de estas consultas en Internet y de los mensajes de WhatsApp las hizo Javier Laborde, secretario del Ministerio Público Fiscal, que esta mañana completó la declaración como testigo que inició ayer a la tarde. Su labor había sido la de identificar a los acusados en videos incorporados a la causa, además de analizar los mensajes de los celulares.

"Villa Gesell pelea": la frase que uno de los rugbiers buscó en Google 7 veces luego del crimen de Fernando

Ayer, Laborde había dicho que al menos cuatro de los acusados, identificando a Lucas y Ciro Pertossi, Thomsen y Benicelli, aparecían en la secuencia registrada por una decena de celulares, y por cámaras de seguridad municipales y privadas, entre las 4.30 y las 6, en la zona de los hechos.

EL PRIMER MENSAJE EN EL CHAT DE LOS RUBGIERS

Laborde inició su declaración de hoy leyendo el chat entre los rugbiers desde las 3.30, ya en el boliche. Primero se enviaron fotos y se dieron ubicaciones. Luego, cuando comenzó el altercado dentro de Le Brique, Ciro Pertossi avisó en el chat: "Le pegaron a uno, vengan".

Ese mensaje se envió desde adentro del boliche, antes del crimen.

En la audiencia de este martes, además, pasaron el audio de Lucas Pertossi, quien dio aviso al resto del grupo sobre la muerte de Fernando. "Amigo, estoy acá. Están todos a los gritos. Llaman a la ambulancia. Caducó", dijo a las 4:55.

Al instante, Alejo Milanesi -uno de los rugbiers que fue desvinculado del caso y declarará como testigo sobre el final del juicio- le pidió al resto: "Repórtense". La conversación, analizada desde el teléfono de Matías Benicelli, corresponde a un grupo llamado "Los del Boca 3".

Blas Cinalli, uno de los rugbiers implicados, le avisó a otro grupo de amigos de la golpiza que le habían propinado a Fernando y sus amigos. "Nos peleamos, ganamos contra unos chetos, los rompimos", se lee en el mensaje de su celular, en un grupo de chat en el cual no está ninguno de los otros rugbiers.

Luego, en otro mensaje, le confesó a un amigo identificado como "Santi M." que habían matado a Fernando. "Amigo, flasheamos, creo matamos a uno", le dijo en un chat y también hizo mención a que "todo Villa Gesell" estaba hablando de eso.

Le contó que en dos grupos distintos le dijeron que lo llevaron al Hospital sin signos vitales. "Volvimos todos a la casa. No queremos salir", le marcó Cinalli.

Más tarde, a las 6.37, Cinalli chateó con otro joven identificado como José Gordo, a quien le contó: "En Le Brique se armó el bondi, salimos y los cagamos a palos. Se fue la poli y les dimos".

"Había dos que convulsionaban. Les dimos murra. A uno con Perto (por uno de los Pertossi) lo re cagamos a palos, pero mal", cerró.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!