La madre de Santiago "Chano" Moreno Charpentier (39) negó la versión oficial sobre lo sucedido en la casa del músico de Exaltación de la Cruz en cuanto a que su hijo quiso atacar a los agentes de la Bonaerense y dijo que el policía disparó por "inoperancia".

"Fue todo mentira: un policía de menos de 20 años le disparó a mi hijo sin motivo", se despachó en diálogo por WhatsApp con TN, Marina, la madre del músico que está internado en grave estado en el Sanatorio Otamendi.

Chano debió ser operado luego de haber recibido un disparo en el abdomen: le extirparon el bazo, un rinón y parte del páncreas.

En tanto, Marina Charpentier aclaró que su hijo "no tuvo ningún brote psicótico sino un cuadro de excitación psicomotriz".

Y siguió sobre lo que sucedió el domingo por la noche en la casa el barrio cerrado ubicado en el kilómetro 13 de la Ruta 39: "En ningún momento atacó ni intentó agredir a nadie, menos a una mujer. Fue todo mentira: un policía de menos de 20 años le disparó a mi hijo sin motivo".

En cuestión, el efectivo que le disparó al músico es el oficial Facundo Nahuel Amendolara (27), egresado en 2015 e hijo de un policía. 

Según fuentes del caso, lo baleó cuando intentaban reducirlo porque se abalanzó con "un cuchillo largo y aserrado", que luego descartó al costado del patio delantero de su casa.

Chano está internado en el Sanatorio Otamendi. Foto: Marcelo Carroll
Chano está internado en el Sanatorio Otamendi. Foto: Marcelo Carroll

La madre del músico niega esa versión. "Esto es una locura. Él sólo se lastimaba a sí mismo. Había médicos, enfermeros y policías, todos contra un adicto. Pudieron disparar al aire y no lo hicieron", completó, en comunicación por mensajes con la periodista Sandra Borghi.

"10 contra un adicto"

"Eran 10 contra un adicto. ¿Por qué no dispararon al aire, por qué lo atacan al cuerpo?", se preguntó Marina y alegó sobre por qué habla de lo sucedido el domingo por la noche por mensajes de WhatsApp: "No tengo fuerza para hablar, estoy destruida, muy mal con este tema".

La madre del músico explicó: "(Chano) Es un enfermo en consumo, y (somos) una familia pidiendo que lo internen. Él es una buena persona. Eran 10 contra un adicto, pudieron asustarlo y disparar al aire y no lo hicieron".

Y recordó: "El viernes pedí una internación urgente, vinieron tres ambulancias y dos patrulleros y me sacaron de la casa diciendo que yo era una intrusa". Luego criticó: "La ley de Salud Mental no ayuda a los adictos".

Según trascendió, Marina aún no declaró como testigo ante el fiscal Juan Manuel Esperante, titular de la UFI de Exaltación de la Cruz, del Departamento Judicial de Zárate-Campana, sobre cómo resultó baleado su hijo; por lo que hasta que no lo haga nada de lo que diga tendrá valor judicial.