CORRIENTES (ADNSUR) - En la provincia litoraleña se registraron ocho femicidios en 2018 y seis en 2019, según surge de la información del Registro Nacional de Femicidios de la Justicia Argentina (RNFJA) de la Oficina de la Mujer de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Ante esta situación, el intendente de San Roque, Raúl Hadad, decidió asistir económicamente a las mujeres que escapan de sus exparejas por ataques violentos y que quedan abandonadas sin sustento, generalmente, con hijos menores.

Esta localidad tiene una población total de 16.000 mil habitantes y, en lo que va de 2020, se duplicaron las denuncias por distintos hechos de violencia de género. Y el municipio creó un programa de contención para víctimas de violencia de género, a través del cual otorgará un subsidio por dos meses, prorrogable por un bimestre más, y asistirá con otras medidas para proteger a quienes sufren ataques machistas.

Con fondos propios, se implementó el programa denominado Contención Transitoria Asistencial para Mujeres en Emergencia (Con.T.A.M.E) y estará bajo la órbita de la secretaría de Desarrollo Social de la Comuna. 

Como requisito, la resolución establece que para acceder a la ayuda la persona debe tener domicilio y residencia en la localidad por un plazo no menor a los tres años. Además, la víctima debe realizar formal denuncia ante la Policía, Fiscalía o Juzgado competente por violencia por razón de género; y en paralelo, no percibir ningún beneficio social del Estado nacional, provincial o municipal. No ser trabajadora registrada o monotributista.

También, el programa "Contame" agrega que la mujer deberá asistir a las distintas instancias de contención brindadas por el gabinete interdisciplinario. Asimismo, la víctima tendrá que mantener, por su parte, el distanciamiento con el/los agresor/es y cumplir las medidas de restricción dispuestas por los jueces en caso de existir.