CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Cintia García, una joven de 28 años, sobrevivió a un intento de femicidio durante el último fin de semana, en Bahía Blanca, luego de que su pareja la prendió fuego delante de dos de sus hijas en su casa. "Nunca pensé que iba a hacer eso. Me roció y fue a buscar un encendedor, con mi nena al lado y la bebé a upa", contó la víctima. 

Después de que Maximiliano Cayumil, su pareja y padre de sus hijos, tratara de matarla, una vecina que escuchó los gritos la puso abajo de la ducha y la salvó de morir quemada.

La víctima contó que la pelea empezó después de que Cayumil volviera de la comisaría, donde había ido para denunciar a un exnovio de ella. "No sé qué habrá escuchado en la comisaría porque cuando regresó me empezó a acusar de haberle mostrado el bebé a mi anterior pareja", relató en diálogo con La Brújula 24.

De nada sirvió que ella lo negara y tampoco que tuviera a su beba, de apenas 15 días, en brazos para amamantarla. Según la joven, el agresor "se paró al lado de la cama y me dijo que me iba a rociar con alcohol etílico para prenderme fuego. Nunca pensé que fuera a hacerlo".

Segundos después regresó con un encendedor y cumplió con su amenaza: "La primera chispa no me agarró y la segunda ya hizo que tome fuego. Después de eso no me acuerdo nada. Mi hija más grande vio todo", contó la víctima.

Mientras tanto, el agresor fue encontrado por la policía caminando por la calle a muy pocas cuadras de la casa donde ocurrió el ataque y fue trasladado a la comisaría donde quedó detenido acusado de "homicidio agravado", detalló TN.