COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El fiscal Héctor Iturrioz confirmó este viernes que, a partir de la declaración al exministro coordinador de Gabinete, Sergio Mammarelli, se avanzará en una doble investigación: la existencia de ñoquis en la provincia y los posibles sobresueldos de funcionarios públicos.

“Mammarelli recordó que él impulsó un censo de agentes públicos y hubo una resistencia manifiesta de un 50 por ciento de los agentes, pero la otra mitad no tuvo problemas en responder dónde trabajaba y cuáles eran sus funciones”, graficó el fiscal tras la declaración por video conferencia tomada al ex funcionario provincial.

Mammarelli fue citado por el fiscal a partir de declaraciones radiales en “La cien punto uno”, en las que indicó que había funcionarios que cobraban poco porque el resto de sus ingresos lo completaban robando. “En esa entrevista también hizo alusión a la existencia de ñoquis –refirió Iturrioz, quien formó una causa a partir de aquel testimonio periodístico- pero dijo que había gente que no se sabía dónde trabaja ni qué funciones cumple”.

Sergio Mammarelli, exministro coordinador de ChubutSergio Mammarelli, exministro coordinador de Chubut
Sergio Mammarelli, exministro coordinador de Chubut

 

Fue en alusión al inicio de la gestión como ministro coordinador de Mariano Arcioni, en noviembre de 2017, tras el fallecimiento del gobernador Mario Das Neves.
“El relató que hizo un censo y la mitad de los agentes no tuvo problemas, pero hubo muchas resistencias y hasta una acción judicial en contra”, relató el fiscal, en diálogo con Actualidad 2.0.

"No podemos investigar a 42.000 agentes, pero sabemos que hay 21.000 que no tuvieron problema en demostrar su trabajo. Es un punto de partida”.

Iturrioz dijo que la investigación debe ponerse en contexto, a partir de lo expresado por funcionarios provinciales, como el presidente de Lotería y el ministro de Economía, en alusión a que dichos organismos funcionan con menor cantidad de gente de la que reviste como empleados en esos organismos.

Cajas negras y ñoquis

Para el fiscal, la existencia de sobresueldos en la administración pública se da por dos vías. Por un lado las cajas negras, como la conformada a partir de coimas provenientes de empresas constructoras y partícipes de las obras públicas, por lo que habrá un juicio oral y público el año próximo contra ex funcionarios provinciales (causa ‘Revelación’).

Por otro lado, la contratación de gente sin funciones específicas, por lo que citó la causa abierta en el Ministerio de Familia, lo que configura una defraudación al Estado provincial.

Cecilia Torres Otarola, exministra de la Familia de ChubutCecilia Torres Otarola, exministra de la Familia de Chubut
Cecilia Torres Otarola, exministra de la Familia de Chubut

 

En la contratación de ñoquis, añadió, “como se designa a personas que no cumplen funciones, el funcionario que los nombra les exige una parte de su sueldo, que no tienen problema en compartir porque tampoco hay un trabajo a cambio”.

Sobre lo expresado por Mammarelli en la videoconferencia de este viernes, el ex ministro coordinador dijo que no le constaba que otros cobraban sobresueldos, pero lo podía deducir a partir de lo observado en esos meses de gestión.

“Mammarelli declaró que el sueldo que le pagaban como ministro era el 15 por ciento de sus ingresos habituales en la actividad privada, por lo que si sólo tenía que vivir con ese salario, no le alcanzaba para la subsistencia. Por eso mantuvo sus ingresos particulares. Se comparó con otras personas en su situación, que no tenían ingresos además de la función pública, que no sólo podían subsistir sino que también progresaban económicamente. Por su experiencia, existían sobre sueldos y eso es lo que hay que seguir investigando”.

 En ese marco, puntualizó que las investigaciones anteriores se complicaron porque “no es lo mismo investigar a una persona que sólo tiene un ingreso de 50.000 pesos y a otra que posee una cierta fortuna, como empresas o inversiones, entonces los ingresos que puede recibir en forma irregular se diluyen”.
En relación a lo anterior, reconoció luego que en la causa Revelación irán a juicio funcionarios que figuraban oficialmente con un sueldo de sólo 50.000 pesos mensuales, pero eran propietarios de mansiones de 200.000 dólares o más.

 A partir de los dichos del ex funcionario, el fiscal dijo que impulsará una causa para investigar “estos ñoquis que él denuncia en una cantidad muy relevante, a tal punto que hoy las arcas públicas están exhaustas y no pueden pagar los sueldos. Esto debe llevar a una investigación doble, no sólo a quienes cobran sin trabajar, sino a quienes lo permiten, que son los funcionarios con rangos de responsabilidad y no lo controlan”.