Un joven que perdió el colectivo en Esquel sufrió un ataque de furia y destrozó las oficinas de la empresa, rompió vidrios de la Terminal y atacó a un trabajador con una piedra. Fue detenido y se radicará una denuncia.

El agresor, de entre 20 y 25 años, esperaba un micro para ir hacia Bariloche en la Terminal de Ómnibus de Esquel. Al perder el transporte, enfureció y destrozó las oficinas de la firma “Mar y Valle”, además de atacar con una piedra un trabajador del lugar.

El encargado oficina en la localidad cordillerana, Sergio Credi, dialogó con Radio 3 y manifestó que “es la primera vez que pasa esto, estamos tristes porque esto no debería ocurrir”.

 Se enojó porque perdió el colectivo, destrozó una oficina y apedreó a un empleado

Según contó, el colectivo partió cerca de las 8 de la mañana rumbo a Bariloche y el pasajero se encontraba en la terminal esperando pero, por causas que se desconocen, terminó perdiendo el micro. 

Tras exigir que se le devolviera la plata del pasaje, el joven se retiró de las oficinas, pero luego, cuando las instalaciones quedaron solas, el joven volvió y comenzó a destrozar las oficinas. 

El trabajador de ventanilla volvió al lugar e intentó calmarlo, pero terminó siendo golpeado con una piedra, con la cual el agresor destruyendo vidrios de la terminal de ómnibus.

 Se enojó porque perdió el colectivo, destrozó una oficina y apedreó a un empleado

El joven fue detenido y se radicará la denuncia correspondiente. 

Matías, el trabajador agredido, informó que fue trasladado al hospital y se constató que había sufrido lesiones leves por el piedrazo.