Cristina Fernández de Kirchner solicitó este martes que se amplíe la indagatoria y se procese a Fernando Sabag Montiel, Brenda Uliarte y Gabriel Carrizo por asociación ilícita y se ordenen nuevas medidas de prueba de forma urgente. 

Este pedido sucedió en el marco de la causa por el intento de homicidio del 1 de septiembre tras detectarse una seguidilla de mensajes de WhatsApp que demostrarían el accionar de la banda. 

"Recordá esta fecha", "Esta hdp (sic) ya está muerta", "No sabés que hicimos con esto", "Generar miedo", "Para que el gobierno sepa con quienes se están metiendo", son algunos de los mensajes hasta ahora desconocidos y enviados desde el celular de Carrizo, jefe del grupo de supuesto vendedores de copos de nieve para el que trabajaban quienes agredieron a la Vicepresidenta, según surge de la presentación de la querella a la que accedió Télam.

"Recién intentamos matar a Cristina": el mensaje de Carrizo en la noche del ataque a la vicepresidenta. Foto: Télam
"Recién intentamos matar a Cristina": el mensaje de Carrizo en la noche del ataque a la vicepresidenta. Foto: Télam

En el escrito presentado hoy, los abogados que representan a Fernández de Kirchner también se refirieron a dos mensajes enviados por Carrizo en la mañana del 2 de septiembre, horas después del ataque fallido, a uno de su interlocutores de confianza a quien le decía: "Es un golpe que le dimos al gobierno" y "esto se va a poner peor".

De acuerdo a la presentación a la que tuvo acceso Télam, los mensajes están consignados en un informe producido por la Dirección de Apoyo Tecnológico a la Investigación Penal (DATIP) del Ministerio Público Fiscal (MPF) producido el 26 de octubre.

Los apoderados de la Vicepresidenta, José Manuel Ubeira y Marcos Aldazábal, cuestionaron además a la jueza del caso, María Eugenia Capuchetti, por su "nula iniciativa" en la investigación, y resaltaron la relevancia de evidencias surgidas durante el último mes para luego solicitar que se tomen las medidas probatorias y procesales urgentes.

Tweet de Cristina Kirchner

En el escrito los abogados pidieron que se ordene una ampliación de la declaración indagatoria de los detenidos Sabag Montiel, Uliarte y Carrizo en base a nuevas evidencias surgidas en la causa.

Precisamente, los letrados entienden que hay pruebas para procesarlos como coautores de asociación ilícita, algo que reclamaron a la magistrada. También requirieron que Carrizo pase de ser considerado partícipe secundario a "coautor del delito de tentativa de homicidio agravado por haber sido cometido con arma de fuego y en concurso de dos o más personas". Para ello se refirieron a nueva prueba incorporada a la investigación a raíz de informes realizados sobre dispositivos celulares de los que se realizaron extracciones y se halló "material que amerita nuevas medidas de prueba"

En cuanto a Carrizo, advirtieron sobre la aparición de mensajes que no le fueron atribuidos en su primera declaración indagatoria y que "hacen imperante una ampliación de la imputación".

“RECIÉN INTENTAMOS MATAR A CRISTINA”

Los mensajes que se hallaron en el celular de Carrizo, según surge de la presentación de la querella, los envió a tres interlocutores distintos: El 1° de septiembre, a dos horas del atentado fallido, el imputado le escribió los siguientes mensajes a una persona agendada como "Kevin Bargas 2":

"Recién intentamos matar a Cristina" (23: 17 hs.) "Mi empleado" (23:17 hs.) "Le quiso disparar" (23:17 hs.) "Va a ir preso" (23:17 hs.) "El arma es mía amigo" (23:18 hs.) "Te lo juro por dios" (23:18 hs.) "Estamos con el grupo" (23:18 hs.)

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!