Manuel Colón, el principal condenado por el homicidio de Beryl Williams, la mujer de 86 años torturada y asfixiada hasta la muerte en 2019 durante un robo en su casa en Puerto Madryn, está considerado como un delincuente “pesado” y con un frondoso prontuario.

No es la primera vez que el convicto comete un robo de este tipo. En septiembre del 2015, Colón -mejor conocido como "Galíndez" por su parecido con un famoso boxeador- quedó involucrado en un intento de atraco en la casa del entonces minstro del Superior Tribunal de Justicia, Jorge Pfleger.

En aquel momento, una vecina llamó a la Policía que lo capturó junto con otros dos miembros de la banda, que se habían ocultado en el techo de la casa del vecino. 

Un año más tarde, en 2016, Colón volvió a caer por un robo domiciliario cuando el juez José Allberto García lo condenó a un mes de prisión. Para ese entonces, ya era conocido en el ambiente delinctual puesto que cargaba con una muerte encima.

En efecto, ese mismo año su nombre cobró notoriedad en los medios nacionales, cuando un juez deTrelew dispuso su liberación, porque se lo cruzó en la calle y "lo vio mejor".

Y es que al momento del intento de robo en la casa de Pfleger, "Galíndez" estaba en libertad condicional, cumplimento los últimos meses de su condena. Antes del juicio, este juez lo dejó en libertad en la audiencia preliminar luego de cruzarlo en la calle y verlo “mejorado y distinto”.

Más tarde, el magistrado Cesar Zaratiegui lo condenó por tentativa de robo agravado a un año y medio de prisión de efectivo cumplimiento.

Años antes,en 2007, el nombre de Manuel Colón comenzó a sonar fuerte, cuando el tribunal integrado por Omar Minatta, Sergio Piñeda y Patricia Asaro, lo condenó a 9 años de cárcel por el homicidio de Jonthan Alejandro Haro, a quien le dispararon tres balazos a la salida de un boliche de Trelew.

ASÍ  EMPEZÓ TODO

Colón, según datos del MPF, nació en Trelew el 21 de junio de 1984 y su primera condena como mayor de edad fue en 2004 en Trelew. El juez Rubén Portela lo sentenció a cinco meses de prisión en suspenso por el delito de "robo simple".

Aquel año, junto a otro compañero de fechorías rompieron un vidrio de la casilla de una parada de taxi en el barrio Constitución.

Al ser sorprendido por uno de los taxistas, Colón, que hacía de “campana”, le arrojó una bujía que tenía en el bolsillo contra el parabrisas. La Policía cayó a los pocos minutos y el hombre quedó detenido por primera vez.

Al año siguiente, el mismo juez lo condenó a dos años y seis meses de prisión en suspenso por dos hechos de “robo simple” y otro hecho de violación de domicilio.

En 2019 Colón, quien se encontraba prófugo, quedó detenido acusado del homicidio de Beryl Williams junto con otras tres personas, durante un robo en la casa de la mujer de donde se llevaron joyas y un reloj.

El tribunal encontró culpable a los cuatro imputados, y determinó que Colón fue quien la mató. La abuela de 86 años fue maniatada, torturada y asifixiada hasta la muerte en diciembre de ese año.

Este lunes, el fiscal  del caso, Jorge Bugueño, pidió que "Galíndez" sea condenado a 25 años de prisión, la pena máxima por ese crimen.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!