COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Nahir Quinteros, la interna de la Alcaidía que falleció este viernes tras una descompensación, era conocida como la "loca del cúter" por atacar con ese elemento cortante el 18 de septiembre de 2015 a la novia de su ex en Km.8., de apenas 17 años, y cortarle la yugular, entre otras importantes heridas que le produjo en distintas partes del cuerpo. La joven, de unos 28 años (tenía 25 cuando ocurrió el hecho) se encontraba cumpliendo una condena de 12 años de prisión acusada de ser autora del delito de homicidio agravado por ensañamiento, en grado de tentativa.

Quinteros había atacado en la noche del 18 de septiembre de 2015 a la joven Laura Berro, de 18 años, quien se encontraba embarazada y estaba en pareja con su ex y días después del ataque se había entregado junto a su abogado en la Oficina Judicial.

A la víctima debieron darle más de 100 puntos de sutura luego de que Quinteros intentara degoyarla en su propia casa. La joven embarazada creyó que iba a morir y en ese momento relató que Quinteros hasta se tomó el tiempo de lavar el cúter en la cocina, por lo que ella fingió estar muerta para que la agresora deje de atacarla.

¿Quién era Nahir Quinteros, la "loca del cúter"?

La noche del ataque que conmovió a Comodoro Rivadavia, Laura había despedido a David, su pareja, un policía de Laprida, quien había salido a trabajar. Ella se quedó sola en su casa de Km. 6,  fue a comprar al kiosco y antes de la medianoche escuchó golpes en la puerta.

Fue entonces cuando vio a Nahir, quien, según su relato, le gritó: ´tirate al piso, hija de puta, tirate al piso'. Yo quedé 'tildada'. Primero pensé que me venía a robar y el primer corte me lo dio en el cuello. Yo creía que tenía un arma y cuando me veo sangre digo 'es un corte de un cuchillo'. Entonces me tiro al piso y ahí empezó; no dijo otra palabra que 'hija de puta, hija de puta, calláte'", contó en ese momento la joven víctima del ataque.

"Por favor no hagas eso; no vas a ganar nada", suplicaba Laura, quien hasta llegó a pedirle perdón a Quinteros con la finalidad de que "se calme" pero sin embargo, la agresora le pegó dos patadas en la cabeza.

Luego Laura optó por fingir que había muerto. Quinteros le colocó los pies sobre el cuerpo y la movió de un lado a otro mientras la joven se desangraba por las heridas sufridas.

"Ella va hasta la cocina y lava el cúter. En ese momento me levanto y grito. Yo me había dado por vencida, pensaba que iba a morir. Tenía todo esto (señala su torso) lleno de sangre", contó en su momento Berro y aseguró que rezaba mientras la agresora la atacaba sin piedad.

¿Quién era Nahir Quinteros, la "loca del cúter"?

Pudo levantarse, gritó para pedir auxilio y el intentar llegar a la puerta para escapar Nahir la agarró de los pelos y le produjo una herida con el cúter que le abrió de la boca hacia la oreja, según su propio relato. "Me doy vuelta, me pongo la mano en la boca y comienzo a gritar 'auxilio, auxilio, auxilio'", pero la agresora la siguió cortando.

Laura buscaba el picaporte de la puerta y aún no entiende cómo no se le ocurrió tomar un cuchillo y enfrentarla. Lo hizo completamente ensangrentada y con el objetivo de poder abrir la puerta para pedir auxilio.

"Hija de puta, no te vas afuera porque te voy a matar", le dijo la atacante. "Tonta yo porque con ese cuchillo la podría haber lastimado pero nunca se me pasó hacer una maldad", confesó Berro en ese entonces desde la clínica.

La joven intentó hablar por teléfono pero las manchas de sangre le taparon la pantalla. Al salir detrás de la agresora y vio que unos hombres la retenían. "Vi toda la secuencia cuando salió corriendo; me dio sueño; me senté y vinieron los señores y me levantaron y me llevaron hasta el Hospital", recordó la víctima.

Laura Berro contó también que había sufrido amenazas y que había pasado mucho tiempo sin salir "ni a un boliche, ni a comprarme ropa, porque ella me amenazaba. Yo ni la conocía. Yo a todas sus amenazas nunca se las contesté; es más le dije que si era por el tema de David, yo me alejaba pero que no me moleste porque era demasiado molesta".

Inclusive, contó que la primera amenaza por parte de la atacante, hoy fallecida, la sufrió a sus apenas 12 años, sólo por comentar en una foto en Facebook de David que por ese entonces era sólo su amigo.

"Ella me decía que era gente pesada, que me iba a hacer mierda. Yo nunca le hice nada. Nunca le di un motivo para que me haga esto; por eso nunca me la esperé. Era bronca; no sé si son celos porque ella tiene su pareja . No sé por qué me hizo algo así", explicó en ese momento.

"Yo voy a poder estar en paz cuando sepa que ella va a estar adentro (en prisión). No le deseo el mal a ella. Lo que me pasó no se lo deseo a nadie", dijo Laura, quien seguramente se sintió más segura tras ver a Nahir Quinteros tras las rejas y no imaginó que la historia terminaría de esta manera, con su atacante hoy fallecida.

Quinteros sufría diabetes por lo que su defensa había solicitado el año pasado su prisión domiciliaria, beneficio que le había sido negado por la justicia tras recibir el alta médica.