PUERTO MADRYN (ADNSUR) – La totalidad de los detenidos del Instituto Penitenciario Provincial, ubicado al costado de la ruta, entre trelew y Madryn, está con huelga de hambre desde el lunes en reclamo de mejores condiciones de alojamiento.

Los presos reclaman entre otras cosas, por no tener médicos que los atiendan ante algún problema de salud,  no contar con ambulancia,  la falta de calefacción o por problemas con el agua y la electricidad.

También aseguran que no reciben cursos o capacitación que les den posibilidades de aprender alguna profesión,  y protestan por el estado en el que están los colchones“Desde hace tres años, desde que se abrió el centro no los han cambiado; están deteriorados”, aseguró uno de los reclusos.  “Y por la falta de calefacción se junta mucha humedad y por eso los colchones tienen hongos; están muy deteriorados por el paso del tiempo”, indico a Radio 3 Cadena Patagonia.

El preso además afirmó que la totalidad (72 presos) de la población carcelaria se encuentra con la huelga, que consta en no ingerir ningún alimento, solo líquido y advirtió, que van a continuar con la protesta hasta que les den una respuesta.

“Ahora estamos a la espera de alguna resolución de parte del Juzgado que tampoco se ha hecho presente”, añadió el recluso, quien aseguró que hay al menos 10 internos que están con problemas avanzados de salud y que son los únicos que no hacen la huelga de hambre.