CAPITAL FEDERAL - Un tribunal japonés absolvió 20 años después a un hombre que pasó más de 13 años en la cárcel por un asesinato que no había cometido, anunció su abogado defensor. "Fue declarado inocente", dijo a la AFP un representante del abogado, Fumio Takemura.

Koki Miyata, de 85 años, fue detenido hace 34 años, acusado de haber apuñalado y matado a un conocido en la ciudad de Matsubase. 

El hombre se proclamó inocente, pero en 1986 fue condenado a 13 años de cárcel. La sentencia fue confirmada por la Corte Suprema cuatro años más tarde.

Según informó Telefé Noticias, Miyata purgó la totalidad de su pena sin dejar de proclamar su inocencia y fue liberado en 1999.

Poco después de ser liberado, el anciano sufrió un ataque cerebral que lo dejó en parte minusválido, y pidió una revisión de su proceso, que obtuvo tras 20 años de espera.

"Hay objetivamente contradicciones en las declaraciones y no existe ninguna prueba material", explicó el juez para justificar la anulación del veredicto, un hecho raro en Japón.

Una reforma del procedimiento penal, que incluye la creación de jurados populares y la obligación de presentar las pruebas a la defensa, disposición que no existía antes, multiplicó los pedidos de revisión de juicio en Japón.

Todos los pedidos no son admitidos y, en general, la fiscalía apela. El caso más conocido es el de Iwao Hakamada, condenado a la pena capital por un cuadruple asesinato, liberado al cabo de un juicio de revisión en 2014, tras permanecer 48 años en el corredor de la muerte.

La fiscalía apeló el fallo del juicio en revisión y obtuvo la anulación. Hakamada presentó un recurso ante la Corte Suprema y a la espera de su decisión permanece en libertad.

Cuatro condenados a muerte fueron absueltos en Japón desde los años 80, varias décadas después de haber sido condenados en primera instancia.

Fuente: Telefé Noticias/AFP