Este miércoles al mediodía se concretó la audiencia de control de detención y apertura de la investigación por un ilícito contra la propiedad que tiene como imputados a Julio Ortiz y Mauricio Apaza, fue en la sede de los tribunales penales ordinarios del barrio Roca.

El representante de fiscalía solicitó que  se declare legal su detención y se les formalice el hecho calificado provisoriamente como “hurto en grado de tentativa”. Por su parte la defensora no objetó ni el hecho, ni su calificación legal y requirió la libertad de sus defendidos.

Según informó el Ministerio Público Fiscal, en un principio, el representante de fiscalía solicitó se formalice el hecho acontecido el 3 de agosto de 2021, siendo cerca de las 16:25 , Mauricio Jorge Alberto Apaza y Jose Ricardo Ortiz, se hicieron presentes en el domicilio ubicado en la calle Pico Salamanca al 300, del Barrio Ciudadela de esta ciudad, propiedad de la damnificada y sin ejercer fuerza en las cosas ni violencia en las personas, ingresaron al patio lateral izquierdo de la vivienda  y robaron ocho 8 caños tipo tubing de dos metros aproximadamente de largo, los que ocultaron en la caja de la camioneta tipo taxi flete, que era conducida por Ortiz.

La propietaria del lugar se dio cuenta de los faltantes al arribar a su domicilio e inmediatamente  llamó a la policía y alertó a los vecinos del lugar, generándose un tumulto entre los allí presentes.

Al arribar los efectivos policiales, observaron a Apaza y Ortiz en el lugar del hecho y tras la declaración de la damnificada, procedieron a su detención, momento en que los vecinos del lugar retiraron los elementos que los hombres intentaron robarse y los ingresaron nuevamente a la propiedad de la damnificada. Calificando provisoriamente el mismo como “hurto en grado de tentativa”, en calidad de coautores para ambos imputados. Finalmente solicitó el plazo de seis meses de investigación.

Ortiz accedió voluntariamente a prestar declaración asegurando que a él lo contrata Apaza para hacer un flete y que él solo estaba trabajando de fletero. Acto seguido, Apaza también accede voluntariamente a declarar diciendo que a él lo contacta una persona en un automóvil Gol negro que conoce del semáforo indicándole que tenía que llevar material de un domicilio en el barrio Ciudadela. Nunca pensé que estaba robando, concluyó.

A continuación el abogado de fiscalía solicitó se declare legal la detención de ambos imputados ya que personal policial que se encontraba a bordo de un móvil es notificado por la guardia para que se hagan presentes en un domicilio de barrio Ciudadela. Cuando arriban al domicilio se hace presente la damnificada, observa que cargan caños en la camioneta y sindica a los imputados. Luego proceden a la detención de ambos.

Por su parte la defensora no se opuso a la legalidad de la detención y solicitó la libertad de sus clientes.

Presidió la audiencia Mariano Nicosia, juez penal; el Ministerio Público Fiscal fue representado por Maximiliano Morsucci, abogado de fiscalía; en tanto que la defensa de los imputados fue ejercida por Claudia Torrecillas, abogada de la Defensa Pública.

Finalmente el juez penal resolvió declarar legal la detención de ambos imputados ya que la misma fue realizada en flagrancia y en virtud que no se han requerido medidas de coerción decretó la libertad de Apaza y Ortiz. Autorizando la apertura de la investigación preparatoria del caso, teniendo a los imputados por informados del hecho que se investiga en su contra y por asegurada su defensa técnica.