ESQUEL - Adriel Conturso tiene 14 años y sigue peleando por su vida en el Hospital Posadas de Buenos Aires luego de haber sufrido un disparo en la cabeza con un aire comprimido en Esquel, en circunstancias que se tratan de establecer en una investigación en curso.

El joven ya atravesó las primeras 72 horas, que "no fueron nada alentadoras" y fue sometido a una cirugía, explicó este miércoles su madre Jesica Quintana en comunicación con Canal 4 y FM SOL.

 "Anoche golpeamos las puertas y nos dieron la mejor noticia para nosotros aunque para ellos puede no ser mucho: Adriel está dando respuesta a las estimulaciones", aseguró su mamá emocionada en contacto con la periodista Carola Austin.

Jesica relata que "no sabemos mucho lo que pasó; tenemos lo que el amiguito que estaba con él contó, porque no estábamos en casa. Se tomó como un accidente confuso y está en manos de la justicia" y añadió que "yo llegué enseguida pero no me dejaron viajar con él en la ambulancia. Después de que lo estabilizaron pudimos estar con él".

El menor había llegado al hospital de Esquel en coma; en un primer momento se pensó en derivarlo a Trelew pero finalmente se embarcó a Buenos Aires al Hospital Posadas.

La situación que atraviesa Adriel sigue siendo muy compleja; sin embargo su mamá se aferra al milagro: 

"Es día a día. Desde un principio todos fueron muy sinceros. Hicieron todo lo posible en la operación pero de acá no se va hasta que no esté en condiciones. Va a ser un proceso largo -explica su mamá y añade que- solo nos dan un parte por día porque es terapia intensiva, así que decidimos turnarnos para poder descansar. Hay un enfermero las 24 horas, tiene estimulación kinesiológica, creemos que está en buenas manos y cada noticia la tomamos como un milagro. Pasamos de que le quedaban horas de vida a resistir el vuelo y después la operación. Seguimos creyendo que vamos a tenerlo con nosotros y bien".

Fuente: EQSNotas