A poco más de una semana de que Chano Charpentier fuera baleado por un policía tras padecer un brote psicótico, este lunes se conoció qué dijo el oficial tras disparar contra el músico.

“No me quedó otra, jefe... no me quedó otra...”, habría afirmado el oficial subayudante de la policía bonaerense, Facundo Amendolara, a su superior una vez consumado el hecho que terminó con el ex Tan Bionica internado en un centro de salud privado.

Los dichos de Amendolara se desprenden de la declaración realizada en las últimas horas por el oficial Mariano Giaccio, testigo de la situación desencadenada en Capilla del Señor y que podría repercutir en una pena de entre tres y 15 años de prisión para el autor el disparo, imputado por el delito de lesiones gravísimas agravadas por el uso de arma de fuego y por ser funcionario policial.

“Mientras Charpentier [sic] avanzaba con el cuchillo, Amendolara retrocedía sobre sus pasos con el arma fuera de su cartuchera en 45 grados hacia el suelo y le daba la voz de ‘alto, policía’. Le pedía que se alejara. Se lo repitió varias veces, siempre caminando hacia atrás, de frente al agresor [por Chano]”, dijo Giaccio en la ampliación de su testimonial, realizada hoy en la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio (UFIyJ) de Zárate-Campana.

“Cuando Amendolara lo tenía [a Chano] a una distancia de dos metros le efectuó un disparo con su arma reglamentaria. Ante el disparo Chano dejó caer el cuchillo y Amendolara lo pateó para alejarlo. Lo primero que dijo Amendolara fue ‘no me quedó otra, jefe... no me quedó otra...’”, cerró.