PUERTO MADRYN  -Para el 3 de junio, bajo la consigna “Vivas las queremos”, fue convocada una movilización en repudio al flagelo de la violencia de género y pidiendo por el esclarecimiento del crimen de Diana Verónica Rojas.

Alrededor de las 17 horas, se concentrarán en la Plaza San Martín, encuentro que contará con la presencia de distintas organizaciones referentes a la igualdad de género y la lucha por los derechos de la mujer.

La convocatoria se enmarca en la marcha “#NiUnaMenos”, convocada a través de las redes sociales, la cual tendrá su epicentro en la Plaza Congreso en la ciudad de Buenos Aires y se replicará en diversas ciudades a lo largo y ancho del país.

JUSTICIA POR DIANA

Tanto en la ciudad de Puerto Madryn como así también en la localidad de Nogoyá, Entre Ríos, el pedido de Justicia por el asesinato de la estudiante de Derecho será una de las principales consignas bajo las cuales marcharán los asistentes. A ello se suma el reciente hallazgo del cuerpo de Micaela Ortega, de 12 años, quien tras haber sido buscada por más de un mes, fue encontrada asesinada en la localidad de Ingeniero White, a pocos kilómetros de la ciudad de Bahía Blanca, donde la víctima residía.

Las marchas en pedido de un mayor abordaje respecto a la problemática de la violencia de género tendrán lugar en muchas provincias del país, entre ellas Córdoba, Santa Fe, La Plata, San Luis y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, entre otras.

“Volvemos a las calles porque los femicidios siguen creciendo, porque todavía no se declaró la Ley de Emergencia Nacional y porque la Justicia no esta a la altura de las exigencias que nosotras pedimos; basta de femicidios, no queremos ni una muerta más”, expresó una de las personas que participará de la movilización.

En el caso de Puerto Madryn, la marcha no fue convocada por ninguna organización de manera concreta, sino que la adhesión a la misma está siendo coordinada por diversas agrupaciones feministas que adherirán a la movilización nacional.

La ciudad de Nogoyá Entre Ríos, de la cual Diana Rojas era oriunda, también se plegará al masivo pedido de Justicia por el crimen de la joven estudiante, y se prevé una amplia participación en sintonía con lo que ocurrirá a nivel nacional.

OTRO HECHO QUE CONMOCIONA

Uno de los principales temas que surgieron tras el asesinato de Micaela Ortega se refiere a la utilización de las redes sociales por parte de menores de edad. En dicho caso en particular, la menor de 12 años había sido contactada por un individuo tres veces mayor que ella, quien utilizaba una cuenta falsa y se escondía tras la identidad de una niña. Gracias a ello, el agresor pudo abordar de manera virtual a la joven y persuadirla para asistir a su encuentro, cuyo trágico final es de público conocimiento.

De acuerdo a varios estudios realizados por especialistas en materia de psicología, no es recomendable que los menores de 14 años tengan una cuenta en la red social Facebook, principalmente para que dicho sector de la sociedad permanezca protegido del contacto con extraños, a la vez que ello evitaría problemas como el denominado “cyber-bullying” (acoso virtual).

Si bien la educación digital se constituye como uno de los paradigmas de los tiempos que corren, el último eslabón, o acaso el primero, en materia de responsabilidad sobre los menores, corresponde nada menos que a los propios padres, quienes deben bregar por el resguardo de sus hijos, incluso en el vasto universo virtual, el cual no se encuentra exento de peligros.

El contacto con extraños a través de las redes sociales, según explican los expertos, no solo expone a que los menores puedan recibir o enviar información de carácter adulto o inapropiado para su corta edad, sino que genera una exposición que puede resultar peligrosa y devenir en consecuencias fatales, como ha ocurrido en el caso de Micaela Ortega, así como también el de otras víctimas de hechos de violencia de género relacionados a dicho ámbito virtual.

Fuente: El Diario de Madryn

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!