CALETA OLIVIA (ADNSUR) – Luego de que se conociera la denuncia sobre una madre de Caleta Olivia que presuntamente prostituía a sus hijas de 4 y 10 años, la abuela y la madrina de las menores aclararon la situación y plantearon que las niñas de 10, 7, 4 y 2 años se encontraban abandonadas. La abuela de las niñas indicó que a una de las menoras "la intervienen a la nena en quirófano y en junta médica dicen que no solo fue abusada, sino violada con un desgarro tremendo. A mí me duele el corazón".

La abuela -que es pareja del abuelo paterno de la nena de 4 años- relató que “el día 18 de enero nos acercamos al domicilio de Jésica Fernanda Ávila a pedirle que me dejara llevar a las dos nenas (las más chicas) ya que las tenía en muy mal estado, totalmente abandonadas, sin comida, y la casa hecha un desastre. Ella (Ávila) había estado todo el día en la costanera rodeada de hombres, y con sus amigas, las mismas que salieron hablando y poniendo cosas (en las redes sociales) en contra mía".

Contó que ya hay antecedentes de la "negligencia" con la que la madre cuidaba a sus hijas. "Una de las nenas nació prematura a raíz de esto, por lo que me comentan en el Hospital. En 2013 se hizo una denuncia por parte de Neonatología (del nosocomio zonal), por negligencia de la madre ya que la bebé casi falleció, y en el equipo de pediatría hicieron todo para la nena que cayó a terapia intensiva", informó La Vanguardia del Sur.

Las nenas solamente vivían con la madre, pero según cuenta esta vecina, "ella andaba con uno y con otro y metía a cada persona adentro, y sabía todo el mundo lo que la nena estaba pasando".

"Yo le dije a mi marido que hiciéramos la denuncia correspondiente. Fuimos a la Comisaría Segunda y de ahí nos mandaron a la Comisaría de la Mujer a hacer la denuncia", indicó la mujer.

Por tal motivo, la abuela llevó a las nenas al Hospital y allí “la doctora Romano, dice que la de 4 años tiene un episodio de abuso sexual, y luego la doctora Jansen sacó el caso".

Y agregó que la médica le hizo a la menor una biopsia y a la nenita se le descubrió HPV, una enfermedad de transmisión sexual. "La intervienen a la nena en quirófano y en junta médica dicen que no solo fue abusada, sino violada con un desgarro tremendo. A mí me duele el corazón. Según los dichos médicos dicen que la nena tiene lesiones antiguas. Y nosotros apuntamos a la madre porque se tenía que haber dado cuenta del desgarro, porque la nena tuvo que haber tenido alguna hemorragia. Y esto se tapó. No se sabe cómo. Todo el mundo opina sin saber cómo son las cosas. No es desde ahora que se ve este caso. Hace cuatro años que sé de esto, y nadie tiene las agallas para decir lo que pasó. Ellas estaban abandonadas sin madre, sin padre".

Las mujeres declarantes acusan de la inacción y la demora en actuar ante estos casos a la Justicia provincial y también a la encargada de tratar con estos casos en la Oficina de la Niñez local.

La madrina relató que el día que fueron a buscar a las niñas, ellas estaban solas en la casa. La madre no estaba y "volvió drogada y borracha". La madrina contó que le preguntó a la nenita de cuatro años si había comido. Y que la niña contestó: "No. Si no me dejaron nada. Y veo que en la mesa ella tenía solo un montón de saquitos de té". Y que la nena de dos años estaba con los pañales sucios, sin haber comido, y que se había dormido del hambre. "Y a las 12 volvió redrogada la madre".

Contó que Ávila trabaja en una cooperativa. "Y ella ni siquiera iba a trabajar y estuvo todo el día en la costa, tomando". Y aclaró que ella no dijo nunca que la madre prostituía a la nena más grande, pero dijo que también estaba descuidada y que tenía Facebook por donde se relacionaba con chicos más grandes, incluso adolescentes.

Le preocupa que la Oficina de la Niñez le permita que la madre tenga contacto con las nenas, porque dicen "que tiene derecho como madre". Además, informó que a la nena le van a "hacer entrar en una Cámara Gesell", método por el cual se busca conocer la situación psicológica de la nena y si puede dar alguna pista de quién abusó de ella.

Las dos nenas más grandes, de 7 y 10 años de edad, ahora están con el progenitor. Y las dos más chicas, la de 4 y la de 2, están con la abuela. "La madre es la culpable de todo. Las nenas no tuvieron amor de madre, ni alimentación, ni las mandaban a educar. Ni siquiera iban al colegio", se lamentó la mujer.

Finalmente, las mujeres pidieron que la Jueza del menor "haga justicia y que la madre quede presa por muchos años". "El sábado vamos a hacer una marcha. El pueblo está indignado por este caso. Todos tenemos que salir", exhortó la mujer.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!