ESQUEL (ADNSUR) - "Me las vas a pagar, esto no va a quedar así”, le advirtió el militar a su ex, disgustado porque ella lo había denunciado por violencia de género​ ante la Comisaría de la Mujer, en Esquel. El hombre cumplió con la amenaza, porque le prendió fuego el departamento y quedó detenido. Ella se salvó porque justo no estaba en su hogar.

El siniestro sobresaltó a los vecinos de un edificio de la calle 9 de julio, casi Roca, en la zona céntrica. En principio se creyó que había sido accidental. Sin embargo, con el correr de las horas se fueron reuniendo diferentes elementos que mantienen firme la hipótesis de un caso de violencia de género.

La mujer que habita el lugar había denunciado a su ex pareja, un suboficial del Ejército Argentino con sede en Esquel, por agredirla físicamente. Lo cierto es que luego de eso el militar le envió mensajes amenazantes.

En el inmueble se constataron daños en una ventana, por donde podría haber ingresado una persona para darle origen al fuego. Quedó determinado que las llamas comenzaron en el interior. Por otra parte, varios vecinos manifestaron haber escuchado ruidos antes del incendio.

Con la intervención de la División de Investigaciones de la Policía se dio aviso a la fiscal general María Bottini, a cargo de la Agencia de Violencia de Género.

En base a esta nueva información se solicitó la realización de un allanamiento en el Casino de Suboficiales Regimiento Caballería 3, lugar de residencia del militar acusado, donde secuestraron diferentes elementos de valor para la investigación. Entre ellos el celular y prendas de vestir, informó Clarín.

En ese marco se procedió a la detención del sospechoso para su identificación y examen médico. Luego se informó que cuando culminen las diligencias procesales recuperará la libertad con una prohibición de acercamiento hacia la víctima. También se notificó de la diligencia al segundo jefe del Regimiento, comandante mayor Jorge Camarino.