COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El subsecretario de Control Operativo de la municipalidad, Mariano Lamberti, aseguró que “lo que le ocurrió a (Emilio) Moratinos -el ex automovilista que denunció que fue agredido por funcionario que estacionó en el garaje de su casa- le pasa todos los días a los inspectores” de tránsito “cuando tratan de solicitar la ayuda de los padres” que estacionan mal cerca de los establecimientos educativos. Remarcó que “se viene realizando asistencia con personal de Tránsito en algunos colegios puntuales de mayor conflicto” y explicó que “hay gran cantidad” de colegios, “alrededor de 150, que entre las 12 y 13 y 16 o 17 se congestionan mucho y ocurren las cosas que estamos viendo”. Mirá el video de ADNSURTeVé

“Desde principios de año venimos trabajando con el área de Educación Vial para relevar la totalidad de las escuelas en una serie de variables para solucionar con cada una la problemática. Estuvo muy bien hecho el relevamiento; lo terminaron hace pocos días. Tenemos muchos colegios que quieren trabajar con padres y docentes guías y muchos tienen más de una salida de acceso y generalmente utilizan una,  la de las calles más recargadas como Yrigoyen o Rivadavia”, lamentó.

Explicó que “muchos tienen igual horario de entrada y salida de todos los alumnos cuando otros optaron por distinto horario”, lo que descongestiona la salida de los chicos.

Lamberti agregó que “también el transporte público tiene un impacto muy  fuerte pasando por la puerta congestionando aún más en esos momentos”.

En cuanto al estacionamiento en doble fila, dijo que “vamos a los colegios y tratamos de concientizar e implicar las implicancias de estar detenidos. Lo que ocurre a los inspectores es la molestia permanente. Lo que le ocurrió a Moratinos le pasa todos los días a los inspectores cuando tratan de solicitar la ayuda de los padres”.

Pidió finalmente: “tratemos de estacionar un poco más lejos y no entorpecer tanto el tránsito para disminuir la problemática”.